elecciones generales 

El PSOE es garantía de mantenimiento y mejora de los servicios sociales

wer
Momento de la visita a las instalaciones de la residencia de Tardienta 

“El PSOE es garantía de mantenimiento y mejora de los servicios sociales. Tras 10 meses de gobierno de Pedro Sánchez, han sido miles los altoaragoneses beneficiados por las medidas impulsadas por el PSOE, desde dependientes y cuidadoras pasando por los niños y familias en riesgo de exclusión social”. Maria Victoria Broto, consejera de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón, visitaba este miércoles la residencia de Tardienta acompañada por el candidato socialista al Senado, Antonio Cosculluela y la candidata a la alcaldía de la localidad, Miriam Ponsa.

Broto recordaba que, en los últimos años, a pesar de la falta de financiación y los recortes del Gobierno del PP, el número de altoaragoneses dependientes atendidos ha crecido un 73%, pasando de 4.930 a 8.574, “el proyecto de Presupuestos Generales del Estado del PSOE para 2019 incrementaba las cuantías para dependencia de tal manera que podríamos estar atendiendo al 100% de personas dependientes, ya no solo de la provincia de Huesca, sino de todo Aragón”. De los 16.000 dependientes que se atendían en la comunidad cuando los socialistas llegaron al Gobierno de Aragón, se ha pasado a 30.100 en 2019.

Antonio Cosculluela, candidato al Senado por el PSOE Alto Aragón, señalaba que el gobierno de Pedro Sánchez también ha recuperado el pago, por parte del Estado, de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de personas dependientes “algo que también recortó el Partido Popular en 2012 y que se ha recuperado gracias al PSOE, pasando de 2.952 beneficiarios en la provincia en el año 2015 a 4.551 este 2019, en su mayoría mujeres. Y los socialistas, en este caso en el Gobierno de Aragón, han puesto en marcha dos servicios inexistentes hasta el momento para personas dependientes: la teleasistencia y la ayuda a domicilio”.

En su programa electoral, el Partido Socialista tiene entre sus propuestas la puesta en marcha de una renta mínima vital, que a juicio de Antonio Cosculluela “supondría un gran avance para nuestra sociedad, y sería un apoyo fundamental para las familias vulnerables”. Un apoyo, continuaba, “que ya ha llegado para los más vulnerables, los niños, gracias al reparto entre las comunidades autónomas de 5 millones del Comisionado contra la Pobreza Infantil. Aragón recibió 200.000 euros que se invirtieron principalmente en becas de comedor, ayudando así a que muchos niños pudieran tener una alimentación completa”.

Broto terminaba recordando que “la pobreza infantil en nuestra comunidad también se ha combatido a través del Ingreso Aragonés de Inserción, que cada mes llega a 1.200 altoaragoneses, 400 de ellos niños”.

Comentarios