Ansó se vuelca con su residencia

Sus vecinos están confeccionando mascarillas y trajes de trabajo para paliar la escasez de material

Ansó
Ansó

“No es lo ideal, pero es lo que tenemos, así que todo nos viene bien”. El director de la residencia de Ansó donde se ha confirmado un caso de coronavirus que permanece en el hospital San Jorge, agradece de esta forma a sus vecinos el esfuerzo que están realizando para dotar al centro de material de protección. Están confeccionando mascarillas de tela, los trabajadores del centro fabrican también trajes de plástico y algunos ganaderos les han facilitado monos de trabajo que puedan servir de protección. Además, explica Alfonso Pardo, el Ayuntamiento ha contactado con una empresa de Valladolid que podría enviar material.

La situación en la residencia es de nerviosismo, explica su director. El protocolo que sigue el Gobierno de Aragón a través de las directrices del Ministerio es que sólo realizan los test a las personas con síntomas. “Por el momento estamos todos bien, sólo le van a hacer el test a la mujer del caso confirmado, pero creemos que sería más útil si todos supiéramos a qué atenernos”. De esta forma, explica, “todos los ancianos están aislados las 24 horas en sus habitaciones individuales, y aunque los visitamos varias veces al día, es una situación que no puede sostenerse por mucho tiempo”, explica.

Comentarios