Día de ARAGÓN 

El sector agrario se reivindica en el Día de Aragón

Momento de la entrega de la medalla al mérito social a las organizaciones agracias
Momento de la entrega de la medalla al mérito social a las organizaciones agracias

El Museo Provincial de Huesca ha acogido este lunes los actos del patrón de Aragón, San Jorge, en la capital altoaragonesa. En esta ocasión este acto ha servido para entregar la medalla del mérito social a las organizaciones agrarias UAGA, ASAJA, UPA y ARAGA. Una jornada que ha servido para seguir reivindicado al sector primario como eje fundamental para asentar población y fijar población.

Todas las organizaciones agrarias han coincidido en que ahora que tenemos las elecciones la vuelta de la esquina es el momento de exigir a los políticos que la agricultura es fundamental en el desarrollo económico y social de un país. Una lucha que ahora se ha puesto de manifiesto con las diversas concentraciones “contra la lucha vaciada”.

Ángel Samper, desde ASAJA 
CORTE SAMPER 1 MEDALLA 22

José Manuel Roche, desde UPA
CORTE ROCHE 1 MEDALLA 22 ​

José María Alcubierre, desde UAGA
CORTE ALCUBIERRE 1 MEDALLA 22

Entre los “deberes” que hay en el sector, también se ha reivindicado la importancia de reivindicar el papel de la mujer

Por su parte, Ángel Samper, secretario general de ASAJA, también indicaban que están para ayudar al medio rural. Y recordaba que más de 500.000 personas gestionan el territorio rural, por lo que deben ir de la mana, defendiendo con fuerza sus intereses.

Acto del Día de San Jorge en Huesca y de entrega de la medalla al mérito social a las organizaciones agrarias

José Manuel Roche, responsable regional de UPA, decía que son el altavoz de los problemas y las soluciones de los agricultores y ganaderos. Y planteaba cuatro retos: rejuvenecer el sector, visibilizar el trabajo de las mujeres, trabajar por una PAC más justa y social, que tenga en cuenta el trabajo de los profesionales y trabajar por unos precios justos en sus producciones, luchando por el medio rural para evitar la despoblación.

Finalmente, el responsable de ARAGA, Jorge Valero, agradecía a quienes fundaron en 1977 esta organización, y apostaba por la reapertura del Canfranc, por luchar contra la despoblación, y por mejorar la vida de todas las comarcas. 

El secretario general de UAGA en Aragon, José MªAlcubierre, recordaba que llevan más de 40 años trabajando con pasión por el medio rural, con el fin de lograr una agricultura y una ganadería moderna. Y aseguraba que estas organizaciones son los causes para canalizar el descontento social y para explicar los problemas y soluciones que tienen para construir una agricultura y una ganadería "de personas".

El presidente señalado el mérito de estas organizaciones de haber llevado a los pueblos la democracia en los primeros años de la transición, recordando que la primera señal de que algo estaba cambiando fueron las tractoradas de los años 70, la huelga del maíz, el arraigo progresivo de los agricultores a las organizaciones, a cuyo asociacionismo no se fue proclive hasta entonces, y que hoy cuentan con 10.000 agricultores asociados.

Según el Presidente de Aragón, Javier Lambán, las medallas al mérito social entregadas este lunes, reconocen la "magnífica" tarea de estas organizaciones en estos 40 años y deben estimularles para que sigan desarrollando esa tarea adaptada a los nuevos tiempos y de manera proactiva con los poderes públicos, además de hacerles un señalamiento de la responsabilidad "que compartimos todos frente a la hemorragia demográfica de nuestro territorio". Lambán añadía que producir alimentos, prescindiendo de las personas, hoy en día es posible, pero en absoluto deseable, y más en comunidades como Aragón, donde esto sería condenar al medio aragonés a la  despoblación. De ahí su apuesta por que los cientos de millones de la PAC, que no se destinan a quienes realmente los necesitan, se dirijan a consolidar rentas agrarias, explotaciones familiares y a los jóvenes que se incorporan a este mundo.

El autogobierno necesario

En el Día de San Jorge, el Presidente de Aragón ha recordado que también se celebra pertenecer a una comunidad política milenaria, de la que el Gobierno de Aragón trata de fomentar a través de exposiciones como la de los Panteones Reales o recuperación de edificios que entroncan con lo más prístino de nuestra tradición y comunidad.

Nuestra comunidad cuenta con una historia, ·antigua y robusta” que, aunque no da derechos, es un magnífico pilar sobre la que construir el futuro.

La celebración del Día de Aragón también sirve, según Lambán, para recordar que a nuestra comunidad le ha sentado muy bien el autogobierno que, a lo largo de estos cuarenta años, ha ido construyendo sus servicios públicos e instituciones de manera sostenida “haciendo que cada día se parezca más a lo que queremos para nuestros hijos”. Ha sido capaz de ir con las organizaciones y colectivos, de ir produciendo empleo y una estructura económica que desde el centralismo no hubiera sido posible, como el impulso de la logística, de la Agroalimentación o las energías renovables, mediante la interactuación entre la empresa privada y las instituciones.

Igualmente, Aragón, desde el autogobierno ha sido capaz de defender su patrimonio artístico, que Madrid no hubiera defendido igual, como cuando la comunidad ha defendido el patrimonio del monasterio de Sijena.

En definitiva, cree que Aragón debe mucho al autogobierno, es decir, “a sí mismo”. Y en el Día de Aragón también debe ser, según el presidente, día de reivindicación, señalando las carencias de nuestra comunidad, que se reclaman a los diferentes gobiernos centrales. Ha recordado que hacen falta más inversiones en infraestructuras y más ágiles. “Necesitamos imperiosamente un cambio radical en el sistema de financiación”, ya que asegura que el actual es” injusto”, por lo que ha señalado que seguirán reivindicando que se contemplen la financiación de los servicios por habitante, y no una financiación basada en el número de habitantes, que en Aragón supone cuatro o cinco veces más que la prestada en comunidades pobladas. “Sin financiación, las comunidades serán inviables”, ha sentenciado.

Una vez más, Lambán ha defendido que el Día de Aragón es oportunidad para proclamar “nuestro orgullo como aragoneses” e insiste en que la historia “nos está dando una segunda oportunidad. La lejanía del mar nos limitó e el pasado de los grandes centros de producción de los siglos XIX y XX pero las condiciones han cambiado y estar junto al mar no es fundamental, sino el talento y de ellos, andamos muy sobrados. Son todas ellas, razones para el optimismo y no bajar la guardia en ningún caso, pero oportunidades en este mundo de la globalización donde el conocimiento y el talento nos debe hacer sentirnos como pez en el agua”.

Comentarios