carreteras

El Senado pide la licitación de los tramos pendientes de la Autovía del Pirineo

La moción hace hincapié en el tramo Lanave-Sabiñánigo sur, la variante de Jaca y Puente la Reina con el límite de Zaragoza

Estado actual de las obras de la variante de Sabiñánigo, junto a la rotonda de enlace con la A-23 hacia Jaca
En estos momentos está en obras la variante de Sabiñánigo, en la A-23 

Quince años después de que se iniciaran las obras de la autovía del Pirineo, la comisión de Transportes del Senado ha reclamado al ministerio de Fomento que acelere la ejecución de la A-23 y la A-21, en los tramos que mayor retraso acumulan y que más criticidad presentan. En concreto, la comisión de Transportes, movilidad y agenda urbana aprobaba este jueves una moción del grupo mixto, presentada por el Partido Aragonés, en la que insta al ejecutivo de Pedro Sánchez a impulsar los tramos pendientes, en especial el comprendido entre Lanave y Sabiñanigo sur (A-23), la variante de Jaca y el itinerario entre Puente la Reina y el límite de la provincia de Zaragoza con la comunidad foral de Navarra.

Así se ha refrendado en la votación favorable de 24 senadores, cuatro abstenciones y ningún voto contrario, tras la enmienda presentada por el Partido Socialista.

Desde el PAR, su senador Clemente Sánchez Garnica agradece la voluntad mostrada por el ejecutivo, si bien lamenta la rebaja del contenido de la moción original que pedía la licitación y ejecución de dichos tramos “a la mayor brevedad posible”. La enmienda socialista ha emplazado a “la disponibilidad presupuestaria”.

Sánchez Garnica ha recordado los tres lustros que acumula ya la infraestructura por la que circula “una media de once mil vehículos diarios” por lo que considera que la finalización es “vital”, tanto por cuestiones de seguridad como de desarrollo económico de las comarcas Jacetania y Alto Gállego.

Al menos cinco años de espera
El 35% de la ruta entre Jaca y la capital altoaragonesa está sin empezar y tanto la variante de Jaca como el tramo entre Lanave y Sabiñanigo, ni siquiera se han licitado por lo que tardarán “al menos otros cinco años”. Para ambos tramos tan sólo hay una consignación presupuestaria de 100.000 euros por lo que ha pedido al menos la licitación de ambas obras.

En la defensa de la moción, Sánchez Garnica ha insistido en la necesidad de contar con infraestructuras modernas que vertebren el territorio y combatan la despoblación. “Debemos cohesionar el Estado y éste se cohesiona con carreteras que unan no que separen los territorios. Es necesario y urgente que se acaben todos los tramos pendientes. La cantidad de años de retraso que se acumulan ya en la ejecución efectiva y total de esa vía, así como otras como el Eje Pirenaico, son sencillamente inaceptables”, ha señalado.