RIBAGORZA

El Supremo confirma los 18 años de prisión por el crimen de Aler

Walter Jerome Carvajal fue condenado el pasado mes de marzo por el asesinato de un hombre de nacionalidad holandesa en el pequeño núcleo de Aler


El Tribunal Supremo ha ratificado la pena de 18 años y tres meses de cárcel para Walter Jerome Carvajal por el asesinato de Joan Engel en abril de 2003. El acusado volvía a sentarse en 2017, 14 años después, en el banquillo de la Audiencia Provincial de Huesca. El Tribunal Supremo rechaza el recurso presentado por su abogado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón y confirma la pena impuesta por el jurado.

Según informa EFE, Walter Jerome Carvajal fue condenado el pasado mes de marzo por el asesinato de un hombre de nacionalidad holandesa en el pequeño núcleo de Aler (Huesca), al que descerrajó dos disparos en el pecho tras una discusión en torno al pago de una deuda que le reclamaba la víctima.

El jurado que le condenó y responsabilizó al procesado de un delito de asesinato con alevosía y de otro de tenencia ilícita de armas, por los que fue condenado a penas de 16 años y 3 meses y de 2 años de prisión.

El juicio se llevó a cabo nueve años después de la fecha señalada para la vista que debía celebrarse en Huesca contra el procesado, después de que el Tribunal Supremo anulara la primera sentencia de 2006 al entender que el veredicto no estaba suficientemente motivado.

Esta decisión obligó a su puesta en libertad dado que se había superado el plazo legal máximo para la prisión provisional, situación que aprovechó el procesado para fugarse al Caribe, desde donde escribió una carta a los magistrados de la Audiencia de Huesca en la que aseguraba que volvería cuando tuviera la conciencia de que iba a tener un "juicio justo".

El nuevo juicio se había fijado para febrero de 2008 pero el acusado comunicó la decisión de no presentarse a su abogada, mediante una llamada telefónica, poco antes de la hora señalada para el juicio. También a través de su abogada comunicó que nunca había tenido justicia durante la instrucción del proceso y que, aunque había matado a la víctima, había sido ‘en defensa propia’.

Walter Jerome fue detenido en 2016 en Toulouse (Francia) y extraditado inmediatamente después a España para ser juzgado por el crimen que le fue imputado. La segunda sentencia fue confirmada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón antes de llegar al Supremo, que desestima todos los argumentos del representante del acusado respecto a una nueva falta de motivación del veredicto.

Tras analizar el contenido de esta sentencia, el alto tribunal advierte de que lo que la defensa combate realmente "no es la falta de motivación, sino que manifiesta su discrepancia con la apreciación que hizo el jurado de lo sorpresivo del ataque" a la víctima.

Destacan los magistrados que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón valoró correctamente el veredicto al rechazar que el procesado actuara en legítima defensa y bajo una supuesta situación de "miedo insuperable" hacia la víctima.
Respecto a la supuesta "dilación indebida" de la causa, el Supremo reprocha a la defensa no hacer referencia al tiempo que permaneció huido el acusado.







Comentarios