coronavirus

El túnel de Bielsa mantiene la actividad con controles exhaustivos en sus acesos

El tráfico por el Túnel de Bielsa se ha reducido hasta un tercio en la primera jornada del cierre parcial de fronteras terrestres

frontera bielsa
La frontera sigue cerrada parcialmente a su paso por el Túnel de Bielsa.

El paso transfronterizo entre España y Francia por el túnel de Bielsa iniciaba la primera jornada de cierres parciales decretados por el Gobierno con aparente tranquilidad. Por la frontera sólo pasaba un tercio de los vehículos que lo hacen habitualmente y en su mayoría eran camiones. Así lo constataba el director del Consorcio del Túnel de Bielsa, Andrés Olloqui, que incidía en la parcialidad de un corte que les obliga a seguir con las labores de mantenimiento diarias.

Olloqui recordaba que sólo pueden transitar los vehículos de transportes de mercancías, ciudadanos españoles y residentes en España además de los trabajadores transfronterizos. Un flujo de tráfico que en las últimas jornadas ha ido aminorándose poco a poco como el mismo responsable del Túnel de Bielsa explicaba. “El domingo ya se vio que sólo pasaban la mitad de vehículos de lo que es lo habitual y ya ayer más menos registramos un tercio del tráfico que sustenta el paso”, añadía Olloqui.

CORTE OLLOQUI CIERRE 2

Los controles de acceso se realizan vehículo a vehículo constataba el director del Consorcio del Túnel de Bielsa que además incidía en lo temporal y extraordinario de la medida acometida para la reversión en el avance del coronavirus. Unas medidas como el cierre de fronteras que no tienen plazo según Olloquí aunque personalmente afirmaba que “pueden llegar hasta el mes de mayo”.

CORTE OLLOQUI CIERRE 1

Cabe destacar que este año se cumple el 25 aniversario de la apertura de fronteras. En la medianoche del 26 de marzo de 1995, en aplicación del Acuerdo de Schengen, la Unión Europea abrió las fronteras a la libre circulación en siete países, entre ellos España. Una celebración que se está viendo empañada por el cierre parcial de los pasos terrestres a nivel nacional, cuatro de ellos en el Pirineo altoaragonés.