sector primario 

En casi dos décadas ha habido 69 incorporaciones agrarias y ganaderas en la Jacetania

En esta zona pirenaica las solicitudes de ganadería extensiva casi igualan a las de nuevas incorporaciones a la agricultura

Son muchas las explotaciones ganaderas de la zona
El ganado ovino predomina en la Jacetania

Las nuevas incorporaciones de jóvenes agricultores y ganaderos en la comarca de la Jacetania han ido con cuentagotas en los últimos 19 años. Sí se observa un incremento en la última década. En total, desde el año 2001 ha habido 69 incorporaciones, la mayoría para trabajar el cultivo de cereal de secano (20), seguida de cerca por los profesionales de ovino y vacuno, (17 incorporaciones en cada caso) y con otros 7 profesionales mixtos (ovino y cereal).

La situación ha mejorado en los últimos años. Si en la pasada década hubo años con ninguna incorporación, la tendencia fue cambiando hasta llegar, en 2016, a las 15 en un solo año. En 2017 y 2018 hubo 7 cada año y esta tendencia se rompió el año pasado, cuando sólo un ganadero comenzó con el cuidado de vacas.
Este 2020 la Oficina Comarcal Agraria ya ha cerrado el periodo de solicitudes y tiene contabilizadas cuatro peticiones, dos para cereal, otra para ovino y una cuarta para vacuno.

Daniel Lacasa, responsable del sindicato UAGA en la Jacetania, habla con optimismo de las nuevas incorporaciones, la media de edad, calcula, es de unos 23-25 años. Los nuevos profesionales llegan dando continuidad a las explotaciones familiares. “Es necesario tener el respaldo familiar con propiedades si no, es muy complicado el acceso a la tierra fuera de los derechos adquiridos por propietarios. Tienen que ser pastos limpios, sin arbolado, con el que se puede justificar el aprovechamiento ganadero”, añade Daniel Lacasa, que habla de una caída de precios con pocos precedentes en la venta del vacuno y el ovino

Comentarios