nieve

Las estaciones de esquí salvan la temporada que termina mejor de lo que comenzó

En la temporada ha habido una gran nevada a finales de enero y unos meses de febrero y marzo muy buenos 

foto esquí
Mucha gente ha disfrutado en las estaciones de esquí

Termina una temporada de esquí que va venido marcada por dos partes muy claras y diferenciadas, una primera con el mes de diciembre y parte de enero, con un balance negativo y otra, con los meses de febrero y marzo que ha sido muy positiva. Mientras la estación de Cerler ha sido la que mejores resultados ha obtenido, ya que ha estado abierta desde finales del mes de noviembre.

Una temporada marcada por el sol y poca nieve. Los centros de Astún, Candanchú , Formigal y Panticosa no pudieron abrir hasta finales de diciembre y lo hicieron de forma parcial. La principal nevada llegó los días 23 y 24 de enero, que dejó una buena capa en las estaciones, que junto con las bajas temperaturas y el sol, hizo que durante nueve fines de semana seguidos la ocupación haya sido muy buena

Desde la zona del valle del Aragón, el presidente de la asociación turística, Luis Terren, considera que la temporada se ha salvado, a pesar de que su comienzo fue muy malo.

En el valle de Tena, con las estaciones de Formigal y Panticosa, la temporada ha sido irregular, con un inicio complicado y una parte central muy positiva, con una gran afluencia de esquiadores, y nieve en muy buenas condiciones.

En la Ribagorza la estación de Cerler y el espacio nórdico de Llanos del Hospital han tenido una temporada muy buena, ya que la iniciaron el 29 de noviembre y han estado abiertos hasta el 21 de abril.

En cuanto a los espacios nórdicos, en general la temporada ha sido complicada, con un mal inicio debido a la falta de nieve y una segunda parte buena.

Comentarios