economia

El "Plan Remonta" entra en vigor este lunes con más de 500 inscritos

Los contratos se financiarán al 60% por el Gobierno de Aragón y al 40% por diputaciones y ayuntamientos y tendrán una duración de hasta cinco meses

Carámbanos de hielo en los tejados de Canfranc. frio
Canfranc una de las localidades que se benefician del plan Remonta 

Este lunes entra en vigor el plan de empleo Remonta, que pone en marcha el Gobierno de Aragón, en colaboración con los ayuntamientos de las comarcas pirenaicas y la Diputación Provincial. Los contratos se deberán realizar entre el 1 de febrero y el 31 de marzo y tendrán una duración máxima de 5 meses, siendo el 30 de junio la fecha límite de su finalización.

Para poder participar, los interesados tendrán que estar empadronados en alguno de los municipios de las comarcas del Pirineo, Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza, deberán estar en paro y haber trabajado en los últimos 12 meses en un sector relacionado con la campaña invernal, así como estar inscritos en las oficinas de empleo del INAEM. Está enfocado para trabajadores asalariados y autónomos. En cuanto a la financiación, el 60% aporta el Gobierno de Aragón y el 40% restante los ayuntamientos y la Diputación Provincial. Para ello hay una cantidad inicial de 4 millones de euros.

Los ayuntamientos que ya han abierto el periodo de solicitud para formar parte del Plan Remonta ya han recibido más de 500 solicitudes. 130 en Jaca, un centenar en Benasque, 90 en Sallent, 60 en Panticosa, 50 en Sabiñánigo, 30 en Villanúa, 25 en Biescas o una veintena en Canfranc. Son una muestra de las decenas de ayuntamientos que pueden poner en marcha este plan de empleo dirigido a aquellos habitantes que no hayan podido comenzar a trabajar este invierno, bien porque no han abierto las estaciones de esquí o por la falta de movimiento turístico ligado al sector de la nieve.

Para todos ellos comienza ahora un proceso de selección que deberá acabar con un elevado volumen de contratación con el que no contaban. El coste de esos contratos se financiará entre Gobierno de Aragón (60%) y Diputaciones y Ayuntamientos (40%). Ese es uno de los escollos que critica uno de los alcaldes implicados, el de Sallent. El popular Jesús Gericó considera que "los pueblos no podemos dar cobertura laboral ni tenemos capacidad económica para llegar a esta cantidad de gente". En su opinión, se debería haber realizado de otra forma: "Dar un subsidio del 50% u luego que los ayuntamientos hiciésemos planes de formación", decía Jesús Gericó.

En Benasque, donde suman un centenar de peticiones, su alcalde por el PAR destaca la dificultad de generar tantos puestos de trabajo. "Supone casi duplicar la plantilla actual. Es difícil, no sé cómo lo vamos a hacer". No obstante, añade José Ignacio Abadías, "habrá que olvidarse de proyectos de legislatura y apoyar a la población".

En el valle del Aragón Jaca suma más de 130 peticiones y localidades más pequeñas como Villanúa o Canfranc han recibido 30 y 20 peticiones nada más abrir el proceso. El alcalde de Canfranc, el socialista Fernando Sánchez, se muestra satisfecho por la cobertura que va a dar este Plan. "Es obvio que era una necesidad. En nuestra zona, aunque Astún esté abierta, los hoteles están cerrados y los puestos generados no son los mismos". Sobre el trabajo que comienza ahora en los municipios explica que le preocupa "menos buscarles ocupación que poder atender a todos", por ello, sigue reivindicando ayudas.