medio natural

Europa financia con cerca de 1 millón de euros extra las Reservas de la Biosfera de Aragón

El de Ordesa-Viñamala abrirá en 2022 una línea de subvenciones a los agentes económicos de su territorio

50 aniversario Reserva Biosfera Viñamala  ermita de Santa Elena, en Biescas
La directora del Órgano Autónomo de Parques Nacionales, Mª Jesús Rodriguez, participan en los actos programados con motivo del 50 aniversario del Programa MaB de la UNESCO con la colocación de una placa junto a la ermita de Santa Elena, en Biescas

La ermita de Santa Elena era el escenario este miércoles de la colocación de una placa conmemorativa dentro de los actos de celebración del 50 aniversario de las Reservas de la Biosfera. Acudía desde Madrid la responsable de los Parques Nacionales, Marías Jesús Rodríguez, que ponía en valor estas figuras de conservación “pioneras al concepto de desarrollo sostenible” al compatibilizar el desarrollo socio económico de la zona con la conservación de la biodiversidad. Para continuar en este trabajo, el Ministerio ha concedido en torno a 950.000 euros de los Fondos europeos de Recuperación y Resiliencia, que se deberán repartir entre los dos espacios con esta consideración que tiene Aragón, el de Ordesa-Viñamala y parte de la Reserva del Valle del Cabrel, con una parte en Teruel, compartida con Cuenca, Albacete y Valencia. El director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, anunciaba una línea de subvenciones para 2022 con sustentada con estos fondos.

En su visita a la ermita de Santa Elena, Diego Bayona hablaba de dirigir ese presupuesto a una línea de concurrencia competitiva para que los agentes económicos presenten sus proyectos, que “irá dirigido a medidas de conservación y desarrollo socio económico sostenible”.

Declarada como tal por la UNESCO en 1977
La Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala que tiene el honor de ser una de las dos primeras reservas de la biosfera declaradas en España. Fue la primera junto a la de Grazalema (Cádiz). Es una de las mejores representaciones de los ecosistemas de montaña del Pirineo, y en concreto de los sistemas naturales ligados a formaciones de erosión y glaciarismo, y extensas formaciones vegetales de singular valor. Asimismo, alberga especies de flora y fauna singulares dentro del contexto regional e internacional, muchas de ellas con algún grado de amenaza, cuya conservación es fundamental para el mantenimiento de la diversidad biológica.

Contaba inicialmente una extensión de 51.396 hectáreas, ocupando los territorios de la antigua Reserva Nacional de Caza de Viñamala, y la superficie del Parque Nacional de Ordesa anterior a su ampliación de 1982.

En mayo de 2013 es ampliada hasta alcanzar las 117.364 Ha extendiéndose por los municipios de Biescas, Hoz de Jaca, Panticosa, Sallent de Gallego y Yesero, en la Comarca del Alto Gallego, y por Bielsa, Broto, Fanlo, Puertolas-Escalona, Tella-Sin y Torla en la Comarca de Sobrarbe.

Las Reservas de la Biosfera son territorios que han sido reconocidas internacionalmente como tales en el marco del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB) de la UNESCO,cuyo objetivo es armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural y el desarrollo económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza. Se establecen sobre zonas ecológicamente representativas o de valor único, en ambientes terrestres, costeros y marinos, en las cuales la integración de la población humana y sus actividades con la conservación son esenciales.