sociedad

Éxito de la recreación histórica sobre la Guerra Civil en Robres

Se hizo una recreación de la 27 División 124 Brigada mixta, que permaneció durante la Guerra Civil en Robres

La recreación histórica en Robres fue todo un éxito
La recreación histórica en Robres fue todo un éxito / Carlos Migliaccio

La localidad monegrina despedía el curso extraordinario de verano de la Universidad de Zaragoza, titulado "Public history: Guerra Civil, recreación histórica y puesta en valor del patrimonio", que desde el pasado martes ha celebrado su primera edición con un balance positivo por parte de su director, Pablo Gracia, y de la alcaldesa de Robres, Olga Brosed. Ambos apuestan por dar continuidad a esta iniciativa que "contribuye a poner en valor el patrimonio cultural, así como a dinamizar el territorio". 

Alrededor de 150 personas participaron en la jornada de este sábado, en turnos reducidos de mañana y tarde, a la recreación histórica de un campamento republicano de la Guerra Civil, organizado por el Ayuntamiento de Robres, en colaboración con el grupo "El Comité" de Zaragoza. En concreto se trata de una recreación de la 27 División 124 Brigada mixta, que permaneció durante la Guerra Civil en Robres, según explica el historiador Pablo Gracia, director del curso cuya primera edición se ha celebrado esta semana en la localidad monegrina.

"El balance del curso es muy positivo y quiero destacar el excelente trato recibido tanto de la UZ como del ayuntamiento de Robres, donde nos hemos sentido muy arropados. Apostamos por su continuidad porque supone poner en valor el patrimonio cultural ligado a la Guerra Civil, con ejemplos prácticos que hemos mostrado a través de las clases teórico-prácticas incluidas en su programación. Este curso destaca por ser innovador, porque está poniendo encima de la mesa nuevos enfoques que en otros países ya están arraigados y que en España todavía no están completamente integrados", ha señalado Pablo Gracia.

También la alcaldesa de Robres, Olga Brosed, realizaba, durante la visita al campamento , un balance muy positivo, al tiempo que apostaba por la continuidad del curso de la UZ porque "creemos que era necesaria una iniciativa de este tipo, puesto que somos sede de un Centro de Interpretación sobre la Guerra Civil en Aragón y en la zona contamos con un patrimonio muy destacado y con experiencia en la acogida de recreaciones históricas".

Un total de 45 recreadores procedentes de diversas zonas de Aragón y Cataluña han participado hoy en el campamento, compuesto por un hospital, puesto de mando, instrucción de soldados, escuela, cantina, puesto de intendencia y tiendas de campaña. Las armas, así como los materiales utilizados y expuestos son, en su mayor parte, originales y también se encuentran replicas muy fidedignas. Como curiosidad, las camillas del hospital de campaña eran originales y también el sistema de telefonía que todavía funciona y que ha permitido, durante la recreación, la comunicación entre el puesto de mando y el hospital. El público ha seguido con atención escenas de instrucción militar, clases de alfabetización de soldados o asistencia sanitaria a heridos en combate, entre otras.