SUCESOS

Fallece un esquiador fuera de pistas en Loma Verde

Se encontraba practicando esquí junto a su hijo y un amigo en el término municipal de Aísa, cuando se salía del camino y caía por un barranco

Rescate realizado por la Guardia Civil en Loma Verde
Rescate realizado por la Guardia Civil en Loma Verde

Un esquiador natural de Logroño y de 51 años fallecía este sábado al caer 200 metros por un barranco cuando practicaba esquí fuera de pista junto su hijo menor de edad y un amigo en la zona de Loma Verde, en término municipal de Aísa. Se trata del primer esquiador fallecido en la presente temporada de nieve.

El suceso tenía lugar a las 15.30 horas, cuando un grupo de tres esquiadores practicaba esquí fuera de pista en la zona conocida como Loma Verde. Uno de ellos se ha desviado del camino y se ha precipitado unos 200 metros, una caída que le ha provocado la muerte, puesto que las emergencias nada han podido hacer por salvarle la vida cuando han llegado al lugar del accidente. Los otros dos esquiadores quedaban enriscados en esta misma zona, pero podían ser rescatados ilesos.

En las labores de rescate participaban efectivos del SEREIM de Jaca, la Unidad Aérea de Huesca, el médico del 061 y también colaboraba en el rescate el personal de la estación de Candanchú, próxima a la zona del trágico suceso.

El fallecido era evacuado al Hospital de Jaca para practicarle la autopsia. 

Zona peligrosa

La zona de Loma Verde ha registrado varios accidentes en los últimos años y es una zona fuera de pistas. Un trazado deseado por los esquiadores "fuera pista" y que cada vez tiene más gente que se lanza por la zona en tabla, con esquís de pista y de travesía.

La zona de Loma Verde se ha cobrado varias víctimas en las últimas décadas, como un joven zaragozano fallecido en 2003, y un joven francés de 20 años que fallecía el pasado mes de marzo. Además, la pasada semana la Guardia Civil también rescataba a un esquiador de travesía en este mismo lugar.

Loma Verde es una zona “muy difícil", fuera de pistas, cuya parte superior es ancha y cuando se desciende se va cerrando hasta convertirse en un tubo. Además, tiene cortados a ambos lados. Un cartel indicativo advierte a los esquiadores del peligro que conlleva esquiar en esta zona de fuera de pistas de la estación.

Comentarios