SUCESOS

Fallece un joven en el barranco de Eriste en un fin de semana con doce rescates en montaña

Un vecino de Tarrega de 26 años perdía la vida este domingo al saltar a una poza y quedar atrapado en una piedra; la corriente le impidió incorporarse

Rescate Glaciar Aneto
Una caída de 30 metros provocó fracturas, laceraciones y contusiones yun fuerte golpe en la cabeza a un montañero en el glaciar del Aneto

Las intervenciones de los Equipos de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil durante el fin de semana se saldan con la muerte de un joven de 26 años vecino de Tarrega (Tarragona) en el barranco de Eriste. Saltó a una poza y quedó atrapado en una piedra y la corriente le impidió incorporarse. Los agentes tuvieron dificultad para acceder a donde se encontraba ya que la espuma producida en el agua impedía la visibilidad. Los especialistas finalmente pudieron localizarlo y sacarlo del lugar. Trasladaron su cadáver hasta Benasque. Participaron el GREIM de Benasque, la Unidad Aérea de Huesca y un médico de 061, y un helicóptero.

Durante el fin de semana se produjeron once rescates más en distintos puntos de la provincia, aunque con consecuencias menos graves. Este domingo se recibió un aviso a las 09'00 horas informando que habían visto a un montañero que se había precipitado por una pared de unos 30 metros en la zona del Glaciar del Aneto. Se dirigen al lugar GREIM de Benasque, Unidad Aérea de Guardia Civil y médico de 061, tras localizar al herido en la zona del Portillón Superior en una zona complicada, el mismo presentaba fractura de muñeca y rodilla, laceraciones y contusiones por todo el cuerpo, un fuerte golpe en la cabeza y posibles lesiones internas,siendo trasladado en helicóptero de Guardia Civil hasta Benasque donde se solicitó presencia de helicóptero medicalizado de 112, siendo trasladado por este a un centro médico de Zaragoza.

A las 10'20 un aviso en la central 062 informa de la caída de un ciclista en la Cresta de los Cuervos (Pueyo de Araguas-Aisa). El GREIM de Boltaña se dirige al lugar inmediatamente en vehículo y tras localizar al accidentado los especialistas le realizan una primera atención inmovilizándole e introduciéndole en la camilla hasta la llegada del helicóptero de la Guardia Civil que tras sacarlo de allí mediante una  operación de estacionario lo traslada al Hospital San Jorge de Huesca, se trata de un hombre británico con numerosas contusiones.

Por otra parte han recibido aviso de dos rescates más. Uno de ellos de una persona lesionada en el Ibón de Estanes, al que se han trasladado especialistas de la SEREIM de Jaca que han auxiliado a un ciudadano francés con una lesión en la pierna y lo han trasladado hasta el Hospital de Jaca y otro de un barranquista con una lesión en el tobillo al que ha acudido el EREIM de Huesca, de ambos auxilios no existen más datos por el momento.

El sábado fue una jornada intensa, con seis intervenciones en total. El GREIM de Benasque llevó a cabo dos intervenciones, la primera en el Ibón de Perramo (Benasque), donde una mujer de 45 años vecina de Segovia sufrió una lesión en el tobillo, teniendo que ser evacuada en helicóptero de la Guardia Civil de Huesca hasta la helisuperficie de Benasque, donde tras ser asistida por el médico del 061, fue trasladada al Hospital de Barbastro con una posible fractura del Calcareo.

Poco después se recibió un nuevo aviso indicando que una menor se había torcido un tobillo en la cresta del Posets, tras acceder al lugar donde se encontraba la menor los especialistas tienen que portearla unos 100 metros ladera arriba hasta un punto donde pudiera ser recogida con más seguridad por la aeronave, dado que se trataba de una zona donde la orografía hace la recogida muy peligrosa. Finalmente el helicóptero en estacionario consigue recoger a la herida, su acompañante y los especialistas, siendo trasladada a la helisuperficie de Benasque, donde es atendida por el médico del 061. Se trata de una menor de 15 años con un posible esguince de tobillo.

El GREIM de Boltaña llevó a cabo otras dos intervenciones, una de ellas en el Plano de Narciso (Fanlo) donde una ciudadana francesa de 29 años que sufrió una lesión en el tobillo y tuvo que ser evacuada en helicóptero de la Guardia Civil hasta la localidad de Torla y de allí en ambulancia a un centro de salud.

El segundo rescate se llevó a cabo en Peña Duascaro (Torla), donde dos personas de nacionalidad francesa se encontraban enriscados y con síntomas de fatiga, tras localizarlos en una zona boscosa, siendo evacuados del lugar mediante ciclos de grúa hasta Torla. Ambos senderistas se encontraban ilesos, eran dos varones de 25 y 23 años.

Por último el EREIM de Huesca realizó otros dos rescates, uno de ellos en el Mallo Fire, donde un escalador se encontraba colgando de una cuerda y no podía llegar hasta el final del rapel, teniendo calambres en los brazos debido al agotamiento y la deshidratación, el helicóptero de la Guardia Civil dejó a los especialistas en lo alto del Mallo y éstos tuvieron que bajar hasta donde se encontraba para ayudarle a subir hasta lo alto del Mallo, teniendo que hacerlo con un sistema de contrapesos, dado que el helicóptero no pudo regresar a por ellos tienen que bajar a pie hasta la localidad de Riglos, donde se encontraban los vehículos de los escaladores, que resultaron ilesos. Se trataba de un hombre de 56 años y una mujer de 40, ambos vecinos de Manresa (Barcelona).

El viernes se recibió un aviso indicando que un montañero había sufrido un accidente al deslizarse por el glaciar del Aneto e impactar contra unas rocas. Se dirigen al lugar GREIM Benasque, Unidad Aérea de Huesca y médico 061, tras localizar al herido que puede desplazarse se introduce directamente en la aeronave mediante un apoyo parcial y lo trasladan a la helisuperficie de Benasque donde el médico le realiza las primeras curas y se le traslada al Hospital San Jorge de Huesca. Se trata de un varón de 43 años vecino de Madrid, el cual sufrió la fractura de una costilla, laceraciones en manos y contusiones en piernas.

Comentarios