educación 

FAPAR denuncia un desequilibrio de ocupación en los centros educativos

Señalan que hay 58 plazas escolares en primero de infantil  y por tanto centros saturados, centros a medio llenar y centros con escasas solicitudes

Concluido el plazo de presentación de solicitudes en los centros para el curso 18/19 y publicadas las listas provisionales de admitidos y excluidos, el pasado día 9 de mayo la Dirección Provincial de Educación convocó de nuevo a los miembros de la Comisión de garantías de escolarización de la ciudad de Huesca para informarles del estado actual del proceso de admisión de alumnos.

Según los datos aportados para primero de infantil, se han producido un total de 530 solicitudes en la ciudad, 18 menos de las inicialmente previstas y 58 menos que las plazas ofertadas. Según la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos/as de Aragón, estas solicitudes se han presentado en los doce centros escolares de la ciudad y la mitad han recibido más solicitudes que plazas escolares ofertadas y la otra mitad no ha cubierto todas sus plazas, algunos centros por mucha diferencia.

Por otro lado, respecto a las plazas reservadas por centro para alumnado con necesidad específica de apoyo educativo (acneae), FAPAR asegura que casi la mitad de los centros no ha recibido ninguna solicitud de plaza para acneaes, y de la otra mitad, algún centro ha completado alguna plaza y otros han cubierto todas ellas.

En los próximos días se adjudicará centro a aquellas familias cuyas solicitudes no han obtenido plaza en primera opción y que representan apenas un 7% del total, lo que no implicará grandes diferencias sobre la situación actual.

A falta de estos mínimos ajustes, lo que ya es seguro es que seguirá existiendo una sobreoferta de 58 plazas escolares en primero de infantil en la ciudad de Huesca y por tanto centros saturados, centros a medio llenar y centros con escasas solicitudes.

A este desequilibrio se une la desigual distribución de alumnado con necesidad específica de apoyo educativo. A pesar de los importantes avances en la detección previa de este tipo de alumnado, la distinta reserva de plazas por aula para ellos y la ausencia de un criterio de regulación concreto de estas plazas, ha generado que no todos los centros en este momento tengan un número similar de alumnado acneae en primero de infantil, dándose además la coincidencia de que algunos de los centros que han completado todas sus plazas acneaes han recibido pocas solicitudes de alumnado ordinario con lo que ya tienen de partida un porcentaje por centro de este tipo de alumnado más elevada que en otros que no han cubierto ninguna o casi ninguna plaza y han recibido más solicitudes de alumnado ordinario.

De los datos aportados por la Administración, esta Federación también quiere destacar negativamente el trasvase de familias, de nuevo, de unas zonas escolares a otras. La sobreoferta de plazas escolares de este curso y la ratio desigual ha favorecido que varias zonas escolares hayan incrementado sus solicitudes con niños y niñas que no son de su zona escolar. Situación que se lleva produciendo durante años con lo que la existencia de hermanos fuera de zona complica todavía más el panorama de centros.

A esta actual situación de los centros educativos en primero de infantil en la ciudad de Huesca, la Dirección Provincial ha comunicado que los posibles desajustes se irán compensando durante el proceso extraordinario. Estos “ajustes” de los que habla la Administración, (esbozados parcialmente en la reforma del Decreto de escolarización, pero sin un desarrollo normativo concreto, adecuado y garante de su correcto cumplimiento), se producirán mediante la ocupación compensatoria de plazas libres acneaes y ordinarias con alumnado fuera de plazo y de acuerdo a unos criterios indefinidos, no recogidos en normativa ni protocolo de actuación y que dependerán por tanto de la improvisación del momento. Además, este proceso fuera de plazo, apenas supone un 10% del total de solicitudes respecto a las que se producen en el periodo ordinario, con lo que la incidencia de esa anunciada regulación no puede alterar en exceso la “foto fija” actual.

En este punto, esta Federación sólo puede reafirmarse en el apoyo a la propuesta de escolarización que se aprobó por mayoría en el Consejo Escolar de la ciudad y lamentar profundamente que no haya sido tenida en cuenta por la Dirección Provincial a la hora de fijar los criterios de escolarización del curso 18/19.

La propuesta del Consejo Escolar Municipal establecía un equilibrio inicial de todos los centros en primero de infantil mediante 28 unidades con una ratio 19 lo que arrojaba 532 plazas, cifra suficiente y ajustada pues se han recibido 530 solicitudes en la ciudad. Además también para este curso recomendaba una reserva de plazas acneaes igual en todos los centros y ajustada a los menores detectados, de modo que la distribución equilibrada de este tipo de alumnado se produjera desde el inicio. Estas medidas no supeditaban a un incierto periodo fuera de plazo la igualdad entre centros.

Desde FAPAR aseguran que es muy importante destacar que la propuesta del Consejo Escolar Municipal y los criterios de escolarización establecidos por la Dirección Provincial no son dos formas de conseguir un mismo objetivo de igualdad educativa, que creen debería ser lo que mueva a todos, sino que se trata, a su juicio, de iniciar un camino diferente que efectivamente logre el acceso real a la educación en condiciones de igualdad o perpetuar lo hecho hasta el momento con alguna leve modificación.

FAPAR indica que sienten que han “perdido de nuevo una oportunidad de cambio en los criterios de escolarización de la ciudad que favorezcan realmente desde el acceso al sistema educativo la igualdad de oportunidades, la cohesión social y el derecho a la educación en condiciones de igualdad.

Las características de las zonas escolares en la ciudad de Huesca nos son tan diferentes y los procesos de escolarización están reafirmando en el imaginario de las familias una percepción irreal de centros educativos que ofrecen distintas posibilidades para los niños y niñas, algo muy peligroso y que se debe atajar cuanto antes, subrayan desde la Federación.

Comentarios