carreteras

Fomento destina 3,7 millones de euros a la rehabilitación del puente de la N-240 sobre el Cinca

Se incluye una plataforma lateral para peatones y ciclistas. Los trabajos empezarán en 15 días y se prolongarán durante un año.

Puente de la N-240 sobre el Cinca
Puente de la N-240 sobre el Cinca

El Ministerio de Fomento ha adjudicado a la empresa local “Altius, Geotecnia y Obras Especiales, S.L.” el contrato de las obras de rehabilitación del puente de la carretera N-240 sobre el Cinca (punto kilométrico 145+200), en el término de Monzón.

El presupuesto se eleva a 3.668.697 euros, IVA incluido. Los trabajos, que se prolongarán alrededor de un año, han comenzado con la fase previa de programación, y en un plazo de quince días entrarán en acción los operarios y la maquinaria.

El proyecto recoge la construcción de una pasarela para peatones y ciclistas (conexión con el parque de Los Sotos). El alcalde, Álvaro Burrell, apuntó: “El Ministerio ha atendido la petición cursada por el Ayuntamiento de habilitar en la plataforma una pasarela de peatones “bien diferenciada”. Ahora, el paseo de disfrute de la naturaleza por el camino de la Jacilla y la desembocadura del Sosa se prolongará con seguridad hasta Los Sotos”.

Al puente se llega por el camino de la vieja gravera (margen izquierda del río). Burrell añadió que el Ayuntamiento acondicionará una plataforma de bajada entre el final de la pasarela y el parque.

Información técnica
El actual puente se terminó a principios de los años 40 del siglo pasado. Se usaron los criterios y materiales del sistema Melan-Ribera. La característica más significativa son los arcos levantados a partir de una armadura autoportante que durante la fase de construcción funciona como autocimbra y es capaz de soportar la carga del encofrado y del hormigón fresco.

Así, el puente está formado por una sucesión de arcos rebajados de hormigón de siete vanos de 30,50 m de luz entre ejes de pilas formado cada uno por tres nervios.

Actuaciones
Las actuaciones de rehabilitación alcanzarán a todos los elementos del puente, excepto la cimentación, que se encuentra en buenas condiciones. En relación a los arcos, se ejecutará su refuerzo consistente en su encamisado y recrecido perimetral con hormigón armado autocompactable.

Los montantes extremos de pilas y estribos se demolerán y se reconstruirán con el objeto de garantizar la transmisión de cargas horizontales de los mismos en la unión arco-montante.

El tablero actual será reparado, incluyendo tareas de saneo de desconchones, pasivación de armaduras y tratamiento de pintura anticarbonatación.

Se desmontará el sistema de contención y se implantarán uno nuevo, acorde a la normativa vigente, en toda la longitud del puente, incluyendo los muros de acompañamiento de los estribos.

El paquete actual de firme se demolerá y se ejecutará una nueva losa, aprovechando la actual como encofrado perdido. También se repondrán las mezclas asfálticas.

Se ejecutarán nuevos imbornales dotados de tubos de bajantes con longitud suficiente para impedir que el agua drenada alcance el paramento de hormigón.

Soluciones para el tráfico
Las condiciones normales de tráfico en la N-240 solo se verán afectadas durante los trabajos en la plataforma, en la que se actuará por carriles, garantizando la circulación con tráfico alternativo con la ayuda de semáforos auxiliares de obra.

Una estimación del tráfico que soporta la estructura a partir de estaciones de cobertura cercanas indica una IMD de unos 5.000 vh/d con un 15% de pesados.

Puente de la N-240 sobre el Cinca
Puente de la N-240 sobre el Cinca
Comentarios