COMUNICACIONES

Fomento inicia las obras de desvío en la N-330 para reabrirla al tráfico en diez días

Trabajan en una cota superior para ejecutar un desvío provisional en la carretera de Monrepós hasta reparar el tramo afectado por deslizamientos

Trabajos en Monrepós
Actuaciones de perforación en el tramo afectado por deslizamientos de tierra en la carretera de Monrepós

Las máquinas ya trabajan en la construcción de un paso provisional en la carretera de Monrepós que permita restablecer en breve plazo de tiempo la circulación. Este domingo comenzaban las labores de excavación de la ladera que actuará como desvío en el lado este de la N-330, en una cota superior al tramo afectado por los deslizamientos de tierra y que los técnicos han comprobado que es un terreno firme y estable.

El objetivo es acondicionar una plataforma de dos carriles de 3,25 metros, con arcenes de 0,50 metros que permitirán la circulación en doble sentido de tráfico, incluso de vehículos pesados, hasta la solución definitiva del deslizamiento que podría prolongarse durante varios meses.

Fomento calcula que en un plazo de entre siete y diez días estará en servicio este desvío que descongestionará la A-132, la vía por donde hasta el momento se ha derivado el tráfico que se dirige hacia el Alto Gállego y la Jacetania. Es el plazo estimado, siempre y cuando no se produzcan nuevas precipitaciones que dificulten las labores.

La ejecución de esta solución provisional no afectará a las obras que se estaban realizando y que continúan en el Monrepós para el tramo Caldearenas- Lanave, cuya conclusión está prevista para finales de este año.

Desde el Ministerio de Fomento señalan que esta medida provisional permite reducir la congestión de tráfico en la carretera de Santa Bárbara, que presenta unas características de trazado que no son aptas para una elevada intensidad de tráfico. Se trata de algunas de las travesías que comprende esta vía y algunos puntos, como el puente de la Peña, especialmente estrechos que no permiten el cruce de dos vehículos pesados circulando en sentidos contrarios.

Asimismo se ha comenzado también a trabajar en el tramo afectado por el deslizamiento de tierra. Este sábado se efectuaba la perforación de sondeos para situar y definir el plano sobre el que se ha producido el hundimiento. Las actuaciones que se lleven a cabo en el lugar se basarán en dicho plano y será necesario retirar todo el material que ha deslizado por encima de dicho plano.

Se calcula que en el plazo de unos quince días se puede tener definida la solución técnica definitiva de reconstrucción de la calzada de autovía.

El plazo de ejecución de esta calzada dependerá de la solución técnica finalmente adoptada, siendo la intención del Ministerio de Fomento que dicho plazo mantenga y no retrase la fecha de puesta en servicio de la autovía A-23 en su tramo de la cara Norte del puerto de Monrepós, que estaba fijada, antes de que se produjera el deslizamiento, para finales del presente año 2018.

El deslizamiento producido tampoco afecta a la apertura de los últimos cuatro kilómetros de autovía de bajada del puerto hacia Jaca, que estaba prevista, y sigue estándolo, para finales de la presente primavera 2018.

Comentarios