Fomento pone en servicio el viaducto de la N-330 en el puerto de Monrepós

Nuevo viaducto en el Monrepós
Nuevo viaducto en el Monrepós

El Ministerio de Fomento ha puesto este viernes en servicio el viaducto que resolverá el deslizamiento de ladera en el puerto de Monrepós, carretera N-330 ocurrido el pasado 13 de abril, que obligó a efectuar un corte total de la carretera en ese punto. El presupuesto total de la actuación asciende a 4,3 millones de euros.

Se trata de un viaducto de 70 metros de longitud, en dos vanos de 35 metros, que salva la zona deslizada, siendo su anchura de 12,20 metros.

Tras la apertura, en menos de una semana, del desvío provisional, y después de analizar diversas soluciones, se comenzó la ejecución de un viaducto para reconstruir la calzada deslizada.

Hasta la finalización definitiva con características de autovía del tramo Caldearenas-Lanave, el viaducto dispondrá de tres carriles, dos de subida del puerto y uno de bajada, dando continuidad a la situación actualmente existente como carretera convencional. Una vez se produzca la puesta en servicio de la autovía, el viaducto dispondrá únicamente de dos carriles, los correspondientes a la calzada Jaca-Huesca, de la que forma parte.

Además, se están realizando trabajos preventivos, otras actuaciones complementarias y de estabilización a la lo largo del puerto, que no afectan al tráfico, así como labores de retirada del material deslizado para la restauración del entorno.

Comentarios