estaciones de esquí

Formigal y Astún comienzan la temporada con pocos kilómetros y precios reducidos

Cerler continúa abierta y Candanchú sigue esperando una nueva nevada

Astún
Astún - Canal Roya este miércoles, con los primeros esquiadores de la temporada

Hay pocos kilómetros esquiables pero las estaciones de Formigal y Astún han podido comenzar, por fin, la temporada este miércoles. La afluencia ha sido escasa y los forfaits tienen precios reducidos (23 euros en Formigal y 24 en Astún) hasta que puedan ampliar kilómetros. Llevaban más de 20 días esperando y han trabajado intensamente para “por lo menos poder empezar a funcionar, que es lo importante”. Es lo que dice Pascual Pérez, director de Montaña de Aramón Formigal-Panticosa, que recordaba lo difícil que se lo ha puesto este año la meteorología.

Los espesores van de 20 a 50 cm en Formigal. Han abierto 8 remontes, 8 pistas y 10 km esquiables conectando las tres zonas que tienen abiertas, Izas-Sarrios, Anayet y Portalet.

En Astún tienen espesores de entre 5 y 20 cm de nieve dura. Han abierto 13 km y 17 pistas, cinco de ellas rojas.

Ambos centros invernales recomiendan extremar la precaución y la velocidad en estas condiciones, sin nieve fuera de pistas. Las altas temperaturas también están dificultando las condiciones. Este miércoles había 2 grados en Jaca y hasta 14 grados positivos en cotas superiores a los 2000 metros a media mañana. La inversión térmica también ha dificultado el trabajo y han sido pocos los días que han podido poner en marcha los cañones de producción de nieve.
Cerler continúa abierta con 45 km y espesores de entre 30 y 100 cm. Candanchú por su parte no ha podido poner en funcionamiento la estación.

Por el momento la previsión meteorológica no anuncia precipitaciones de nieve en más de una semana por lo que tanto las estaciones como la hostelería o el comercio continúan mirando al cielo.

Formigal- Anayet
Formigal- Anayet este 26 de diciembre, con los primeros esquiadores de la temporada
Comentarios