SANIDAD

Fracasa la primera reunión del Gobierno aragonés con los sindicatos por la huelga del 11 de abril

Cemsatse denuncia la “inflexibilidad” de la DGA al “rechazar de plano todas las reivindicaciones”

Cemsatse
Mercedes Ortín, Leandro Catalán y Pilar Navaz con el escrito de convocatoria de huelga

Dos meses después de que el sindicato de médicos y enfermería CEMSATSE (CESM Aragón, FASAMET y SATSE) iniciara movilizaciones en la Sanidad aragonesa y a una semana de la huelga general convocada para el día 11, el Gobierno de Aragón ha aceptado una primera reunión con el comité de huelga. Sin embargo, Administración y sindicatos no han acercado posturas.

La reunión entre los representantes del Departamento de Sanidad y de los sindicatos ha sido un “fracaso absoluto por la inflexibilidad del Gobierno de Aragón, que rechaza absolutamente todas las reivindicaciones”, ha manifestado Leandro Catalán, portavoz de CEMSATSE. A su juicio, “es muy grave que no quieran ni siquiera reconocer la carrera profesional a los trabajadores interinos, a pesar de que el Tribunal Supremo se ha manifestado en varias sentencias a favor”.

Por ello, CEMSATSE mantiene la convocatoria de huelga de 24 horas para el próximo jueves 11 de abril, que afectará a todos los centros Sanitarios del Servicio Aragonés de Salud y al personal médico, enfermería y fisioterapeutas, resto de personal sanitario de los grupos de clasificación A1 y A2, y al resto de trabajadores no sanitarios. En total, unas 20.000 personas están llamadas a esta movilización.

CEMSATSE, que la pasada semana revalidó su amplio respaldo en las elecciones sindicales celebradas en el Servicio Aragonés de Salud (SALUD), reclama medidas urgentes para asegurar una asistencia de calidad a los pacientes, tener tiempo suficiente y condiciones de trabajo adecuadas. Los médicos de Hospitales y Atención Primaria y el personal de Enfermería piden en este sentido tanto actuaciones generales como específicas de sus áreas, mejoras profesionales, económicas y en el ámbito de la seguridad.

Entre las medidas de carácter profesional y económico, CEMSATSE incide por un lado en la reforma de la carrera profesional (méritos e incentivos que adquieren los profesionales por su actividad continuada): eliminación del nivel O, reactivación del IV y el citado reconocimiento de la carrera profesional al personal interino.

Además, los convocantes de la huelga exigen el abono de las pagas extras en cuantía igual (salario base y trienios) al de las mensualidades ordinarias; el incremento del precio de las horas de guardia, nocturnas y realizadas en festivos (las peor pagadas de España junto con Andalucía), el cumplimiento íntegro de los acuerdos de 2007 y la recuperación de la pérdida del poder adquisitivo de estos años (cifran la pérdida en un 25 %) y la implantación de la jornada laboral de 35 horas.

Durante febrero y marzo, CEMSATSE convocaron cuatro jornadas de paros parciales (los días 7 y 21 de cada mes) de 10 minutos Una representación de los profesionales aragoneses participó también en la manifestación celebrada en Madrid, el pasado 7 de marzo. Estuvo convocada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), con el apoyo de todas las organizaciones del Foro de la Profesión Médica de España, en defensa de la "dignidad" de la profesión y en demanda de más recursos para la Sanidad pública.

El “malestar y hartazgo” entre los médicos y enfermeros es general en todas las comunidades autónomas ya que muchos de los problemas son comunes, pero CEMSATSE destaca que Aragón está a la cola en algunas cuestiones como el pago de las horas de guardia, nocturnas y de festivos. Además, el sindicato destaca que en otras comunidades como Castilla y León o Extremadura se han alcanzado recientemente acuerdos y las movilizaciones convocadas por los sindicatos sanitarios han sido desconvocadas. Para CEMSATSE, el Gobierno de Lambán “ha demostrado en estos cuatro años que no tiene proyecto político para la Sanidad en Aragón, ni para sus distintos niveles: Atención Primaria, Hospitalaria y Enfermería”.

Comentarios