ejército

Fuertes lluvias, nevadas, inundaciones, aludes, accidentes de tráfico y hasta un terremoto, en el simulacro de la UME

Del 1 al 5 de abril, la Jacetania y el Alto Gállego acogen el ejercicio anual "Aragón 2019"

organización simulacro
Organización del simulacro

Todo está ya preparado para que esta semana se realice en la zona norte de la provincia el ejercicio anual de la UME, denominado Aragón 2019, y en el que mediante un simulacro, se va a analizar el funcionamiento y la coordinación de la propia UME, además de otros muchos medios militares y civiles que también participarán.

Se trata del ejercicio de emergencia nacional que, este año se celebrará en el Alto Gállego y Jacetania, y en él se desplegarán un total de 3.500 personas, la mayoría especializados en emergencias y fuerzas armadas.

Se trata de un simulacro en el que se va a concentrar el mayor número de desgracias posible: una concatenación de supuestos fenómenos meteorológicos basados en lluvias, fuertes vientos y grandes nevadas, seguidos de una subida brusca de temperaturas que provocará un deshielo, con consecuencias como inundaciones, avenidas, crecidas de ríos, deslizamientos de tierras y aludes. Además, tendrá lugar un terremoto de más de 4 grados en la escala Richter, y accidentes de tráfico en los que se ve involucrado un autobús con más de 40 personas y un camión cargado de material químico. Ello obligará a un despliegue de numerosos servicios de emergencias con diferentes capacidades, que tendrán que estar coordinados bajo un mismo dispositivo.

A la vista del gran movimiento de medios aéreos y terrestres, además de personal, con un despliegue de hasta 3.500 militares por las distintas localidades y sus términos municipales, desde la UME se hace un llamamiento a los habitantes de las comarcas de Jacetania y Alto Gállego, para que asuman por unos días este movimiento excepcional y que, sobre todo, no se asusten ni preocupen.

Lugares como Villanúa, los baños de Panticosa, el Museo Diocesano de la catedral de Jaca, el embalse de Búbal, la carretera A-136, el aeródromo de Santa Cilia o el Palacio de hielo de Jaca verán cómo se convierten en puntos donde se producen diversos siniestros, o se convierten incluso en una improvisada morgue.

Comentarios