medio rural

“Ha sido una noche espantosa, la osa estaba allí”

Antonio Casajús, el ganadero que perdía esta semana 9 ovejas por el ataque de un oso, habla amargamente de la situación de la ganadería extensiva

oveja muerta por oso en valle de Hecho
Cadáver de una de las ovejas muertas

La osa Claverina ha estado todo el mes de agosto en el valle de hecho. Es lo que saben los ganaderos de la zona con la información del gps que tiene la osa, pero Antonio Casajús se queja de que esa información la conocen por los ganaderos franceses.
Antonio Casajús es el propietario del rebaño que atacó un oso esta semana. El Gobierno de Aragón ha confirmado nueve ovejas muertas y él añade la desaparición de una cabra. Esta pasada noche ha dormido en el refugio de Lenito para vigilar el rebaño y asegura que la osa sigue allí y que quiere seguir comiendo.

“Ha sido una noche espantosa, sin dormir, gritando, los mastines gritando, las ovejas no paraban porque el oso quiere seguir comiendo”. Antonio Casajús explica así lo que considera una situación insostenible y habla muy resentido de lo que considera la “muerte anunciada” de la ganadería extensiva. Ha pasado esta noche en un refugio de Lenito, en el valle de Hecho, junto a su rebaño y con su hijo, también ganadero. “Así no se puede vivir, si usted no lo haría por qué me tiene que obligar a mí”, se queja. Tiene dos perros mastines y la semana que viene quiere traer otros dos, pero asegura que “no es suficiente”. “Los perros han servido de freno, hace tres años fue peor, pero a un oso no lo paran”.

Pide que les permitan abrir pistas en el monte, en una zona que es parque natural, para que sea más cómodo bajar a casa “y no tengamos que subir durante más de una hora con la comida al hombro, la ropa y soportando que se vaya la luz cada dos minutos”. “Cuando yo empecé a ser ganadero no había oso, si no, no lo hubiera hecho”, añade.

Pide un vallado especial en pleno monte. El que hay tampoco es para poder irte a casa y que el oso no les ataque, asegura. Pero habla amargamente de la situación de la ganadería extensiva. “La decisión política está tomada ya en Bruselas, de que el oso tiene que triunfar, y nosotros tendremos que desaparecer.”

Comentarios