nieve

Incertidumbre en las agencias de viajes ante el negocio del esquí escolar

Otros años en septiembre ya tenían muchas fechas cerradas, pero este año están a la espera de la evolución de la pandemia

Campaña esquí escolar Alto Gállego 2020
Cada año llegan escolares de colegios de toda España a las estaciones de esquí altoaragonesas

El negocio de las semanas blancas de escolares durante la temporada de esquí mueve en el entorno de Jaca y las estaciones cercanas a más de 20.000 escolares cada temporada. Es la estimación que hacen varias agencias de viajes mayoristas especializadas en estos paquetes. En torno a 2.500 escolares a la semana que llenan las estaciones de lunes a viernes. Este importante volumen de negocio permanece, en estos momentos, “en compás de espera”.

Daniel Reula, gerente de la mayorista Anayet S.L., especializada en viajes de tiempo libre para escolares y que mueve en torno a 2.500 cada temporada de nieve, reconoce que a estas alturas del mes de septiembre lo normal era tener la mitad de las fechas cerradas, con hoteles y estaciones reservando las semanas a la espera de su confirmación. Este año no tienen nada cerrado y reconocen que los colegios no lo tienen nada claro. “Todavía hay mucho miedo de lo que puede pasar con la entrada de los escolares al colegio. Los equipos directivos están inmersos en el comienzo del curso y todas las novedades que conlleva este año”. Desde las agencias sí se han puesto en contacto con ellos, pero los centros les emplazan a octubre para valorar el tema. “Tenemos entendido que hay un compás de espera para hablar de la posibilidad de viajes extraescolares hasta octubre”.

“Más allá de la intencionalidad, de si se puede, cuenta conmigo, no tenemos nada más”, pero reconoce que también hay centros que les han trasladado que este año no harán viajes extraescolares.

Esta empresa ha organizado viajes durante el verano. “Hemos conseguido hacer campamentos con todos los protocolos y ha sido una buena experiencia, no hemos tenido contagios, pero es cierto que las salidas con pernoctaciones y traslados en autobús son más complejas. No es imposible pero sí más complejo.”

Los propios colegios tienen muchas incógnitas sin resolver todavía y es normal que estén a la espera, explica Daniel Reula.

Comentarios