REGADÍOS

Informe sobre la modernización de regadíos

La Comunidad de Regantes de la Margen Derecha del Sosa informará  sobre el ritmo de las obras de su proyecto  de modernización

Comunidad de Regantes Margen Derecha Sosa
El pasado junio se firmaba el acuerdo de subvención del 50% de las obras con la DGA


El presidente de la Comunidad de Reganes Margen Derecha del Sosa ha convocado la Junta General Ordinaria de Regantes, el día 6 de abril, a las 18:30h. en su sede de Almunia San Juan para entre otras cuestiones, informar sobre la marcha de proyecto de modernización, actualmente en ejecución.
Cabe recordar que en julio se firmaba el convenio entre la Comunidad de Regantes “y la DGA para la subvención del 50% de las obras y que, por tanto, se podían iniciar los trabajos que cuentan con un presupuesto de 5.815.658,58€ y un plazo de ejecución de 14 meses.
La Comunidad de Regantes “Derecha del Sosa” consta de 1.700 hectáreas, de las cuales se va a instalar el riego a presión en unas 1.500 ha, que son las que se han apuntado al proyecto.
Concretamente, la zona regable de la Comunidad de Regantes “Derecha del Sosa” comprende una superficie de 1.663has, con 485 comuneros, de las cuales 1.140 pertenecen al término municipal de Monzón y el resto a Almunia de San Juan.

Decreto de Regadíos

El Consejo de Gobierno aprobó un decreto por el que se va a concretar un nuevo marco de financiación para nuevos regadíos, que cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea. La normativa contempla ayudas al sector que podrían alcanzar hasta los cien millones de euros.
El cambio en la nueva política de regadíos modifica muchos conceptos, dando protagonismo a las comunidades de regantes, modernizando el marco regulatorio que estaba obsoleto -que data de 1973-, y buscando la máxima optimización del uso del agua y la energía, al mismo tiempo que da un gran valor añadido a la explotación agraria.

El Departamento, tal como ha explicado el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, está trabajando en la apertura de otras vías de financiación y ejecución de estas obras que en ningún caso suponen la derogación de los mecanismos ya existentes. Son voluntarias y pasan por que sean los propios regantes, a través de las Comunidades de Regantes, los que se responsabilicen de sus proyectos, tanto en la ejecución como en la financiación. La administración podrá así efectuar su apoyo a través de un procedimiento de otorgamiento de subvenciones a dichas comunidades de regantes en función de los proyectos por ellas ejecutados tal y como sucede de forma general en todos los ámbitos de apoyo público a inversiones del sector agrario.

La asamblea también procederá a la aprobación del presupuesto y la renovación de cargos.

Comentarios