sucesos

Investigada una pareja de Binéfar por saltarse el Estado de Alarma hasta en 10 ocasiones

La Guardia Civil les acusa de un presunto deleito de desobediencia grave

Investigados
Los investigados de Binéfar con Guardia Civil y Policía Local / Sucesos

La Guardia Civil de Binéfar investiga a una pareja por haber incumplido en numerosas ocasiones las restricciones de movilidad establecidas por el Estado de Alarma, por lo que habían sido denunciados hasta en 10 ocasiones por la benemérita y Policía Local.

A ambos se les imputa un presunto delito de desobediencia grave a los agentes de la autoridad. Además en una de las ocasiones en las que se les notificaba una infracción se les sumaba otra de la Policía Local por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes.

Los hechos se remontan al pasado día 1 de mayo, cuando se iniciaba la investigación de un varón de 25 años que incumplía sistemáticamente las restricciones de movilidad. Al día siguiente de iniciar el proceso por un presunto delito desobediencia grave, con la obligación de personarse en ante el Juzgado cuando fuera requerido, se le volvía a interceptar con su pareja, una mujer de 41 años y con un bebé de meses por lo que se extendía la investigación a ambos adultos.

La Guardia Civil, en la nota, destaca la colaboración ciudadana que ha sido fundamental para la localización de ambos investigados, los cuales incumplía casi a diario las restricciones de movilidad, haciendo uso de un vehículo en el que viajaban con un bebé de pocos meses en la parte posterior, desplazándose por la localidad a excesiva velocidad y sin un fin o cometido aparentes, causando alarma y malestar entre el resto de vecinos.

Además, señalan que ante las denuncias formuladas, ambos investigados mostraban una actitud poco respetuosa con los agentes, manifestando que les daba lo mismo ser denunciados ya que iban a continuar saliendo de casa cuando lo considerasen.

La Guardia Civil de Binéfar instruía las diligencias que eran entregadas en el Juzgado de Instrucción nº2 de Monzón.

Comentarios