sucesos 

Investigado por conducir un camión teniendo solo el permiso de ciclomotor

El investigado durante 6 meses había estado conduciendo un camión de 12000 kilos haciendo uso de su falso permiso de conducción.

Inspección realizada por los efectivos del GIAT de la Guardia Civil
Inspección realizada por los efectivos del GIAT de la Guardia Civil

Agentes del GIAT de la Guardia Civil de Huesca procedieron a la investigación de un varón de 42 años vecino del Bajo Cinca, al cual se le imputan dos delitos de falsedad documental, uno por utilizar un permiso de conducción falso y otro por conseguir fraudulentamente una tarjeta de tacógrafo ayudándose de documentación falsificada. El investigado había engañado también con documentación falsa a la empresa para la que trabajaba. El susodicho había trabajado unos seis meses conduciendo un camión de hasta 12.000 kilos teniendo únicamente el permiso de conducción de la clase “AM” establecido para conducir ciclomotores.

En una de las inspecciones se detectó que un conductor podría haber aportado un carnet de conducir falso, ante el servicio de gestión e inspección de transportes de la DGA, en una solicitud para adquirir una tarjeta de tacógrafo.

Por parte del GIAT se inició una investigación para corroborar que se trataría de un carnet falso y dar con su titular, resultando que esta persona había sido contratada por una empresa, a la que igualmente había engañado aportando la documentación falsa para conseguir el empleo, teniendo en su posesión únicamente el permiso de conducción de la clase “AM” establecido para conducir ciclomotores.

Una vez localizado el autor de los hechos se procedió a su investigación como supuesto autor de dos delitos de falsedad documental, determinándose que durante 6 meses había estado conduciendo un camión de 12000 kilos haciendo uso de su falso permiso de conducción.

Las diligencias instruidas por el GIAT fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca, quedando el investigado con la obligación de personarse ante la autoridad judicial cuando fuera requerido para ello.