sucesos

Investigado por restar kilómetros a vehículos de ocasión antes de su venta

Los kilómetros restados oscilaban entre los 80.000 y los 100.000 con el riesgo que ello conlleva para la Seguridad Vial

Agentes del Grupo de Análisis de Tráfico (GIAT) realizaron la investigación
Agentes del Grupo de Análisis de Tráfico (GIAT) realizaron la investigación

La Guardia Civil de Huesca procedió a la investigación de una persona, de 41 años de edad, administrador de una empresa dedicada a la compraventa de vehículos usados, vecino de Utrera (Sevilla), por un delito de estafa, por manipular el cuentakilómetros de tres vehículos de segunda mano.

Estas investigaciones fueron practicadas por agentes del Grupo de Análisis de Tráfico (GIAT), del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca, a partir de informaciones recibidas se pudo constatar que el investigado adquiría los vehículos antes de haber sido presentados a la primera Inspección Técnica de Vehículos (ITV), con el fin de evitar un registro oficial de kilómetros en las bases de datos de Tráfico.

Se pudo acreditar la manipulación de los kilómetros de varios vehículos vendidos por la persona investigada, tras cotejar documentación aportada por los primeros propietarios de los automóviles, como historiales de mantenimiento o facturas de venta, con los datos aportados por la DGT, pudiendo comprobar que la manipulación de los cuentakilómetros de los tres vehículos afectados tuvo lugar durante el tiempo que el investigado fue titular de los mismos, con el objetivo de revalorizar su precio de venta, dando apariencia de vehículos con menos uso y hacerlos más atractivos para su venta en el mercado de ocasión.

Los kilómetros restados a los reales de los vehículos, oscilaban entre los 80.000 y los 100.000, con el riesgo que ello conlleva para la Seguridad Vial, al ser desconocedor el propietario del vehículo del desgaste de piezas fundamentales que pueden afectar a la seguridad.

Los agentes contactaron con los actuales propietarios de los vehículos afectados, ubicados en distintas provincias del territorio nacional, con el fin de tomarles manifestación y ponerles en conocimiento de la posible estafa sufrida e informarles de sus derechos como perjudicados.