maniobras militares

IU remitirá una queja a Pilar Alegría por el incidente en las maniobras en el casco urbano de Jaca

IU reclama “sentido común seguridad e información” sobre qué tipo de armas y munición llevan los soldados en este tipo de ejercicios

Acuartelamiento San Bernardo de Jaca
Acuartelamiento San Bernardo  de Jaca

Izquierda Unida se va a dirigir a la Delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, en relación al incidente de la pasada semana en el que un joven de 16 años se vio apuntado con un arma por un soldado que se encontraba realizando maniobras en el casco urbano de Jaca. En la misiva, IU reclamará a la representante del Gobierno en Aragón que exija el fin de este tipo de ejercicios de guerra en cualquier núcleo urbano o incluso en los alrededores, por una cuestión de “sentido común y seguridad de las vecinas y vecinos”.

Desde la Asamblea de IU en Jaca, Conchi Acín, se pregunta “¿Por qué se autorizaron este tipo de maniobras en el casco urbano, en un horario en el que la población civil podía asustarse o verse afectada y por qué el incidente se produjo en una escalera de una comunidad de vecinos?”.

Asimismo, desde IU se pregunta en la carta a la Delegada del Gobierno si el arma estaba cargada y, en su caso, qué tipo de munición se lleva en este tipo de maniobras que se realizaron en el casco urbano.

El Ejército, por su parte, aseguró que el arma no estaba cargada y pidió disculpas a través de una llamada telefónica a la familia. Sí reconoció que se trató de un “error” y que el soldado debería haber llevado el arma colgada a la espalda, algo que no hizo.

A pesar de las disculpas remitidas por el coronel jefe del Regimiento Galicia 64, con base en Jaca, desde IU se plantea “que este tipo de delitos de amenazas no se vuelvan a repetir y que se juzguen del mismo modo que se juzgaría este delito si lo hubiera realizado un civil”.

Conchi Acín recuerda que este no es el primer suceso de estas características en el entorno de Jaca, en relación a los “fusilamientos” simulados de la pedanía jacetana de Abena en 1984, en los que los militares reunieron al pueblo en la plaza y, posteriormente, “fusilaron” con balas de fogueo a dos vecinos, uno de ellos el alcalde.

Comentarios