jaca

Jaca presenta su segundo cargador de vehículos eléctricos y avanza en su plan de movilidad

Las obras del nuevo elevador público y bolardos de lectura de matrícula en la zona peatonal son otros de sus proyectos

cargador eléctrico vehículos Jaca
El segundo cargador de vehículos eléctricos de Jaca se instala en el aparcamiento público del Llano de Samper

Un segundo cargador para vehículos eléctricos entraba en funcionamiento el pasado mes de agosto en Jaca. El concejal de Movilidad explica que han notado un aumento de la demanda de este tipo de servicios y que la apuesta del Ayuntamiento es seguir ampliando la red de cargadores. El Plan de Movilidad Urbana Sostenible municipal tiene otros proyectos en marcha. Avanzan “según los plazos previstos” las obras de construcción de dos ascensores que conecten las avenidas Perimetral y Oroel y “está próxima” la adjudicación de los llamados bolardos inteligentes, que restringirán el tráfico a la zona peatonal.

Manu Díez, concejal de Movilidad, espera que, si todo va según lo previsto, el elevador esté en funcionamiento a finales de este año o principios del siguiente y que los bolardos de lectura de matrícula funcionen en torno a la próxima Semana Santa.

Una decena de vehículos utilizan el cargador eléctrico cada día
Al punto de recarga que ya existía en la plaza Cortes de Aragón se suma éste nuevo en el Llano de Samper, tras la Ciudadela. Se ha instalado en el parking público, al lado de la escuela infantil municipal, y ofrece recargar las baterías de los vehículos eléctricos de forma gratuita. En la actualidad, explican desde el consistorio, se realizan una media de diez operaciones diarias de recarga.

Con una potencia de 10 kilovatios, puede cargar dos vehículos simultáneamente. El tiempo de recarga oscila entre tres y cinco horas. Este nuevo cargador lleva ya funcionando un mes, aproximadamente, y ha supuesto una inversión de 6.000 euros.

Según explicó el concejal Manuel Díez, las previsiones municipales contemplan la próxima realización de instalaciones fotovoltaicas en edificios municipales, estando pendientes las dependencias de las piscinas públicas y otros recintos municipales donde podrán colocarse placas solares y de esta forma ampliar la posibilidad de suministro de energía para dar más potencia a los cargadores y ampliar su red.