TRADICIONES 

Javier Sampietro hace el mejor vino del Punchacubas 2018

El jarro de honor se entregaba a José Mª Chéliz Bardají, de Casa Dámaso, por su trayectoria como productor de vino artesanal

Punchacubas 2018
Gran ambiente en la Plaza Mayor de Aínsa con motivo de la Feria del Vino Artesano "Punchacubas".

El vino elaborado en la Comarca de Sobrarbe sigue teniendo un gran protagonismo en ese territorio. La Feria del Vino Artesano ‘Punchacubas’ se celebraba en Aínsa este sábado con 22 vinateros que se presentaban a concurso.

Javier Sampietro, de Casa Cosme de Arcusa, era el ganador del concurso de la Feria del Vino Artesano “Punchacubas” 2018. Fernando Ripollés y Joaquín Buetas de Casa Arnal de Aínsa, terminaban en segundo y tercer puesto. El jarro de honor de este año se entregaba a José Mª Chéliz Bardají, de Casa Dámaso, por su trayectoria como productor de vino artesanal.

Esta jornada, en torno a la degustación de vinos artesanos de Sobrarbe, está basada en la tradición de "punchar" la cuba, momento en el que los habitantes de Aínsa y su entorno abrían los toneles y ofrecían jarras de vino a sus amigos y vecinos para su cata. El objetivo fundamental de esta fiesta es mantener las variedades genéticas de uva de la zona y la cultura de la elaboración del vino artesanal.

El vino ha tenido una gran importancia en la vida económica y social de Sobrarbe, considerado casi como un alimento necesario para complementar las escasas dietas de los trabajadores del campo. Su elaboración formó parte de la cultura agrícola desde la Edad Media, difundido por los eclesiásticos por su uso imprescindible en la eucaristía. Mantener las variedades genéticas de uva de la zona, conservar la cultura de su elaboración y sus matices y sabores especiales, son los objetivos fundamentales de la fiesta “Punchacubas”.

La Feria del Vino Artesano Punchacubas estaba organizada por el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe en colaboración con las asociaciones Arto Un Paso Atrás, Vinateros de Sobrarbe y Mujeres El Eco.

Comentarios