jaca

Jesús Lizalde, canónigo archivero y organista de la Catedral, recibe la medalla de la Academia de San Luis

Jaca, escenario del primer acto de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis fuera de Zaragoza

Jesús Lizalde, Federico Acitores y Luis Gonzalo. Foro de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago
Jesús Lizalde, Federico Acitores y Luis Gonzalo (de izquierda a derecha). Foro de la Asociación de Municipios del Camino de Santiago

La Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis celebra en Jaca dos actos en Jaca esta semana. La mañana del sábado día 16 tendrá lugar en la Catedral de Jaca la solemne recepción del canónigo archivero y maestro de capilla de la Catedral, Jesús Lizalde, al que le será impuesta la medalla de la Academia “por su importante trayectoria musical, su excelente labor archivística y, ante todo, su impagable servicio al patrimonio cultural de esta tierra, desde su ejemplar tarea sacerdotal.” Un día antes, este viernes, la Real Academia se desplaza a la primera capital del Reino de Aragón para celebrar, en el Museo Diocesano de Jaca, la inauguración de una excepcional exposición de pintura “El Altoaragón y sus gentes”, de la pintora, Esperanza Altuzarra.

El canónigo y organista de la Catedral de Jaca, Jesús Lizalde, ingresará en la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, en un acto que tendrá lugar a las doce horas en el presbiterio, en el propio Altar Mayor de la Catedral jacetana, y se celebrará dentro del protocolo que marca para estos actos la Real Academia, incluida la procesión académica por la Vía Sacra.

El viernes se inaugura la exposición de pintura “El Altoaragón y sus gentes”, en la que Esperanza Altuzarra viene a reconocer al “Grupo Folclórico Alto Aragón” que lleva más de cuatro décadas defendiendo el patrimonio cultural de los valles pirenaicos. Una muestra comisariada por el periodista jaqués Javier Ferrer. La inauguración será el viernes día 15, a las 20 horas, en el Museo Diocesano de Jaca.

Se trata de la primera ocasión en que la institución presidida por el prestigioso historiador Domingo Buesa, Hijo Adoptivo de Jaca, se aleja de su sede natural en Zaragoza y celebra sesión y acto oficial en otro lugar.

Los cuadros y dibujos expuestos son una excelente llamada a recuperar desde la belleza del artista, el legado del pasado y también un homenaje a estos altoaragoneses que han sabido trabajar con esmero para salvar nuestros bailes y músicas del olvido. La obra surge de un enamoramiento entre la pintora y la expresión plástica del folclore que este grupo viene trabajando desde su fundación para salvaguardar el folclore limpio de excentricidades, guardando su tipismo y su belleza original.

Tanto la inauguración de la exposición del día 15 como el ingreso del Académico Correspondiente, serán públicos y de libre acceso para todas las personas que deseen asistir y acompañar al entrañable Jesús Lizalde.

Comentarios