TRIBUNALES

Juan Baratech, fiscal jefe: "El asesinato de Naiara es el asunto más turbio y más horrible de toda mi vida profesional"

Juan Baratech cumple su primer año al frente de la Fiscalía Superior y valora la gran profesionalidad de los magistrados en la Audiencia Provincial 

Juan Baratech fiscal jefe en Huesca
Juan Baratech, fiscal jefe en Huesca

El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Huesca tomó posesión del cargo el 19 de mayo de 2017. Ahora, recapitula un año en el que se producía el caso "más terrible" durante su trayectoria profesional, el asesinato de la pequeña Naiara en Sabiñánigo. Fue una instrucción compleja en la que progresivamente se producían nuevas confirmaciones de hechos por la gran cantidad de informaciones que se recabaron; a través de testificales, medios telefónicos, restos biológicos; muestras anatómico- forenses y fotografías "que no se podían ni mirar", en palabras del propio Juan Baratech. Indica que este caso causó una gran consternación en Sabiñánigo y en toda la provincia, pero incluso para los propios compañeros de la Audiencia Provincial fue "muy duro".

Se trata del suceso "más turbio y horrible" durante la vida del propio Fiscal jefe Juan Baratech, un caso que generó una gran presión social y en el que los medios informativos respetaron el "apagón informativo" porque con la crueldad del caso y tratándose de una niña pequeña no se podía permitir que circularan informaciones que complicaran aún más la instrucción.

La propia fiscalía solicitó para el tío de la niña, investigado como acusado del homicidio, la medida de presión permanente revisable, y recientemente también solicitó imputar a la abuelastra y al padastro de la niña de ocho años asesinada por la violencia y las torturas en julio del pasado año.

Juan Baratech forma parte de la Audiencia Provincial de Huesca desde 2006, procedente de Tarragona donde ya le advirtieron de que el órgano en el Alto Aragón, a pesar de contar con cuatro magistrados, es una Audiencia muy activa en cuanto al número, tipo y al prestigio de sus resoluciones. Efectivamente, el propio Baratech señala que el Fiscal- jefe conlleva una gran carga administrativa y de relaciones con diferentes estamentos, entidades e instituciones y muestra su admiración para su predecesor, Felipe Zazurca.

La provincia de Huesca es "un territorio seguro", pero "potencialmente puede no serlo", lo que explica aludiendo a la dispersión poblacional en diferentes localidades y con un nivel de vida alto. Por eso los principales retos de la Audiencia Provincial se mantienen en el mismo punto en que el propio Baratech dijo cuando hace un año tomó posesión como Fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Huesca: "El enemigo público número uno es la violencia contra la mujer, el factor que provoca más muertes en España, y también con especial incidencia en la delincuencia organizada y la lucha contra la droga".

Además del caso Naiara, hay otras causas judiciales en marcha de vital importancia, como por ejemplo la destrucción de la Cueva de Chaves. En este momento, la ejecución de la sentencia que le condenaba a dos años de ingreso en prisión se encuentra paralizada a la espera de la resolución del Tribunal Constitucional sobre el recurso de amparo que presentó el empresario leonés, Victorino Alonso, al que se investiga por los hechos. El Fiscal jefe que es un juicio "muy importante" porque se juzga un daño "inmenso" contra el patrimonio por la destrucción del yacimiento neolítico.

Asimismo, sigue pendiente el caso de la contaminación por lindano en el río Gállego, en el que la propia Fiscalía Superior de la Audiencia Provincial de Huesca no presentó recurso, porque "no se pudo probar que hubiera una negligencia intencionada de verter la sustancia contaminante en el cauce del río", por lo que con el recurso de sobreseimiento fue suficiente.

El Fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Huesca tiene un mandato de cinco años. Juan Baratech confía en cumplir con este periodo al frente de la institución judicial e incluso optar a un segundo mandato.

Comentarios