COMARCAS

La abundancia de agua y nieve obligan a reforzar la prudencia en el Pirineo este verano

Casi 220 operaciones de rescate en montaña en todo Aragón hasta el pasado 30 de junio, de las cuales 210 se produjeron en la provincia de Huesca

Balance Rescates en montaña primer semestre 2018
Balance Rescates en montaña primer semestre 2018

Aragón ha sido escenario de 219 operaciones de rescate en montaña hasta el pasado 30 de junio, de las cuales 210 se produjeron en la provincia de Huesca. Es el balance provisional de la Comisión de Seguimiento las Administraciones autonómica y central para el rescate en montañas y simas de la Comunidad.

En total fueron 322 personas rescatadas; de ellos 19 muertos, 152 heridos y 151 ilesos. Unas cifras que, ha explicado, entran "en los parámetros normales para estas fechas" y que llevan a prever un balance total en torno a los 400 rescates a final de año, "que es lo habitual" (2015 terminó con 410 rescates, 2016 con 425 y 2017 con 412), tal y como detallaba el General Jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón, Carlos Crespo, pero insistía en la necesidad de reforzar la precaución este verano para practicar barranquismo o salir a la montaña dada la abundancia de agua y la nieve que permanece en cotas altas del Pirineo.

Hay distintas mejoras previstas para la renovación del convenio; la principal, el hangar para dos helicópteros de rescate previsto en la Plataforma Logística de Huesca y que se espera tener para el año que viene. Y también está previsto la incorporación de un mayor número de médicos y enfermeros del Servicio Aragonés de Salud al sistema de rescate en montaña de Aragón, que es referente en España y en otros países.

Este año las condiciones en el Pirineo han cambiado un poco porque hay mucha agua y aún queda mucha nieve en altas cotas, lo que afecta a la accidentalidad. Por ese motivo desde la Guardia Civil hacen una llamada a la prudencia, que "siempre es importante", y este verano especialmente porque las condiciones del Pirineo son distintas a las de otros años.

En particular Crespo ha recomendado a quien vaya a hacer barranquismo que si no es experto acuda a una agencia o empresa de deporte activo y en cualquier caso que se informen del estado del barranco en particular en el momento en que vayan a descenderlo.

Ya se está analizado el borrador del nuevo convenio que están realizando ambas partes para renovar y mejorar el acuerdo marco de rescates en montañas y simas de Aragón en la medida de las posibilidades económicas y técnicas.

La primera mejora, de la que se ha dado cuenta a la Comisión, es el proyecto básico y de ejecución de la base de emergencias para rescates en montaña que se va a instalar en la Plataforma Logística de Huesca (Plhus).

La consejera de Interior y Justicia del Gobierno de Aragón María Ángeles Júlvez ha trasladado a la Delegación del Gobierno y a la Guardia Civil el modelo de hangar que se va a construir, para dos helicópteros con zona de vida para la tripulación y los médicos que también participan en estas operaciones de rescates de montaña, con todo lo necesario para la infraestructura técnica.

La directora General ha explicado que la nueva base de Plhus está dotada presupuestariamente con una partida plurianual y que se espera que esté el año que viene. Ha recordado que actualmente se utiliza el aeródromo de Monflorite, donde el helicóptero no tiene salida directa y ha de ser arrastrado hasta la zona de despegue, lo que añade un tiempo a las operaciones de rescate que requieren precisamente rapidez. En cambio, en la futura base de Plhus el helicóptero podrá despegar directamente una vez salga del hangar, "en un espacio de tiempo ínfimo".

Además, ha señalado que Plhus está a 5 minutos del hospital de San Jorge y a 5 minutos de la Comandancia de la Guardia Civil. Por lo que, aunque están previstas zonas de vida en la base de Plhus,, el piloto o el equipo que esté de guardia podrá elegir entre estar en la propia base o en la Comandancia, al igual que el médico podrá estar en el hospital de San Jorge o en esa zona de vida. "Se gana muchísimo tiempo", ha añadido.

El gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, señalaba que el sistema de rescates en montaña de Aragón contaba hasta ahora con ocho médicos y ocho enfermeras que tenían como referencia la UVI de Sabiñánigo y que rotaban por el sistema del helicóptero, pero se está realizando una transformación, de forma que a partir de cualquier profesional de las UVIS móviles del 061 que tenga la formación suficiente para poder subir a un helicóptero y poder trabajar en los ambientes hostiles, esté en la base que esté –Huesca, Sabiñánigo, Monzón o Zaragoza- pueda incorporarse y rotar en este servicio.

Comentarios