cosecha

La abundancia de lluvia mermará la cosecha en la zona norte

La proliferación de malas hierbas o incluso afecciones por crecidas del río han podido afectar al resultado final, que se conocerá en julio

trigo y cebada en la Jacetania
Aspecto actual de un campo de trigo en Ascara (izquierda) y de cebada en Atarés (derecha)

Tras una primavera especialmente lluviosa los agricultores están ansiosos por comenzar a cosechar, una labor que se retrasará este año unos 20 días de media. Es lo que estima Fran Aísa, responsable comarcal de UAGA en la Jacetania, que calcula que las máquinas no empezarán a recoger el cereal hasta dentro de 15 o 20 días, la cebada, e incluso un mes para el trigo. Tanta agua, que ha podido ser bueno para las zonas sur de la provincia, no ha sido beneficiosa para el norte. Un otoño seco hizo perder mucha semilla y las lluvias de estos últimos meses han hecho proliferar las malas hierbas. “No va a haber mala cosecha, pero buena creemos que tampoco”, explica el responsable comarcal.

La cosecha dependerá de las zonas, pero puede oscilar entre los 4000 y los 5000 kg por hectárea, una cantidad que no está mal, pero a la que hay que contrarrestar los gastos de tratamiento, cada vez mayores, explica Aísa.

El responsable comarcal de UAGA suma otro condicionante a la ecuación. Las crecidas del río Aragón han sido importantes y han afectado a los campos, en unas ocasiones anegando zonas de cultivo y, en otras, taponando sumideros. Fran Aísa denuncia que en los últimos años se ha actuado para proteger la orilla izquierda rellenando con gravas o árboles para alejarlo de la carretera, y que eso ha afectado a los cultivos de la orilla derecha.

Fran Aísa pone como ejemplo la zona del Instituto de Formación Agroambiental y de Ascara. “Nos parece muy bien que protejan la carretera hacia Pamplona, pero ya que enfocan el río hacia nuestros cultivos, que nos dejen proteger nuestra orilla también”, explica.

Hasta que las máquinas puedan entrar a los campos de cereal, muchos agricultores están recogiendo y tratando los forrajes. “Este primer corte ha sido un desastre porque no se ha podido tratar o incluso recoger en algunos casos”, explica.

río Aragón
Los agricultores de la zona se quejan de falta de limpieza en el cauce del río Aragón
Comentarios