pirineo

La adjudicación de la EDAR de Ansó, primer paso para completar la depuración de aguas del Pirineo

Le seguirán las depuradoras de Hecho y Sallent, además de muchas otras en municipios más pequeños del Pirineo 

terrenos depuradora de Ansó
La depuradora de Ansó se construirá antes del pueblo, junto a la carretera A-176

Este mes de febrero se ha adjudicado la construcción de la EDAR de Ansó por un coste de 2,2 millones de euros. Es la primera adjudicación de las depuradoras previstas en núcleos con más de 1000 habitantes flotantes que va a construir el Instituto Aragonés del Agua. Quedan pendientes la de Formigal-Sallent de Gállego y la de Hecho-Siresa. El periodo de ejecución de las obras para la depuradora de Ansó es de 20 meses y está prevista para una carga contaminante de 1.900 habitantes, teniendo en cuenta la población en temporada alta. De esta forma se hace realidad el desbloqueo del fallido Plan de Depuración de Aguas del Pirineo una década después de su presentación.

También hay financiación para otros municipios del Pirineo como el de Canfranc, Panticosa o Benasque, y una línea de subvenciones para construir depuradoras y colectores en decenas de núcleos más pequeños.

La construcción de estas infraestructuras es una reivindicación que viene de largo. No hay que olvidar que los municipios “llevamos pagando desde 2011 el impuesto de contaminación de aguas sin ver físicamente la realidad de la depuración”, recordaba la alcaldesa de Ansó. Montse Castán explica que la de Ansó va a ser una depuradora que funcionará con un sistema de bacterias que eliminarán los restos orgánicos que haya en las aguas residuales. “Creo que es un sistema bastante natural y eficiente y con las garantías del IAA, que tiene experiencia en otras muchas depuradoras”. Respecto al mantenimiento, alude a una gestión conjunta de diferentes depuradoras a través de un convenio con el IAA. La Ejecución es de 20 meses y 18 más para el mantenimiento, “a partir de allí tendremos que decidir si queremos realizar el mantenimiento directamente o realizar un convenio con el IAA.

Las expropiaciones se han realizado en su totalidad, excepto un pequeño terreno para colocar una torre de electricidad. 

Estado actual de la depuración en Aragón
En estos momentos se están depurando las aguas del 98% de las poblaciones aragonesas de más de 2.000 habitantes equivalentes. Respecto a las depuradoras de más de 1000 habitantes del Pirineo, el Instituto Aragonés del Agua va a financiar las de Ansó, Hecho-Siresa y Formigal-Sallent. Estas dos últimas esperan su adjudicación de forma inminente. Para el resto de localidades de menos de 1000 habitantes se han abierto subvenciones para que sean los propios Ayuntamientos quienes adjudiquen la construcción.

El Instituto Aragonés del Agua cerraba este mes de febrero un nuevo plazo de subvenciones para poner en marcha la depuración de aguas residuales en los núcleos pequeños del Pirineo, donde existe un déficit en este sentido con respecto al resto de la comunidad. Esta línea de financiación contemplará entre 15 y 20 actuaciones, que sumarán un presupuesto de 6,3 millones de euros en cuatro años.

Recordar que de la anterior convocatoria, la de 2019, recientemente se han aprobado, además de las de las dos pedanías de Aínsa-Sobrarbe, otras 14 actuaciones para los pueblos de Canal de Berdún, Salvatierra de Esca, Laspaúles, Santa Cilia, Santa Cruz de Serós, Sesué, Villanona, Sahún, Puente de la Reina de Jaca (construcción de la EDAR de Puente de la Reina Jaca), Puente de la Reina de Jaca (construcción de la EDAR de Javierregay) El Pueyo de Araguás, Chía, Sabiñánigo (construcción de la EDAR de Sabiñánigo Alto), Castiello de Jaca (construcción de la EDAR de Aratorés).

Los proyectos se ejecutarán a lo largo de 2020. De esta manera, son las entidades locales beneficiarias de las ayudas las responsables de la licitación, contratación y ejecución de las obras necesarias para construir o acondicionar sus sistemas de depuración.

Estas se suman a las también las ya publicadas en 2017 y 2018 en la apuesta por la depuración de las aguas residuales urbanas en los municipios de todo el territorio aragonés. En 2017 se concedieron 24 subvenciones a los ayuntamientos y están terminadas ya 20 depuradoras. En estos momentos están en ejecución las obras de las subvenciones concedidas en 2018, 16 en la línea de depuradoras y 8 en la línea de colectores.

Comentarios