curso defensa

“La amenaza del ciberterrorismo es muy real y puede causar mucho daño a nuestra forma de vivir”

Espeña estaá realizando un importante esfuerzo en la prevención del ciberterrorismo 

curso defensa Jaca
Ponentes del curso de defensa de Jaca

La segunda jornada del XXVII Curso Internacional de Defensa de Jaca ha analizado la amenaza híbrida y la ciberdefensa desde distintos enfoques. En concreto, el Capitán de Navío Enrique Cubeiro, Jefe de Estado Mayor del Mando Conjunto de Ciberdefensa, se ha centrado en cómo está actuando la amenaza híbrida en el ciberespacio y haciendo uso de este entorno. A continuación, el profesor de Ciencia Política en la Universidad Pablo de Olavide, Guillem Colom, ha profundizado en el empleo de las ´zonas grises` y, especialmente, en el papel de Rusia y China ante este fenómeno. Y, por último, el Coronel Luis Fernando Hernández, Jefe del Área Técnica de la Jefatura de Información de la Guardia Civil, ha hablado del ciberterrorismo y el hackivismo en la red.
Todos los ponentes han intentado sensibilizar a la sociedad sobre la realidad de estas amenazas. En concreto, el Coronel Luis Fernando Hernández ha señalado que “aunque suene un poco a informática ficción, las amenazas del ciberterrorismo y del hackivismo son muy reales y, además, pueden causar mucho daño a nuestra forma de vivir”.
En su ponencia ha puesto varios ejemplos, como el apagón de Nueva York en 2003 que duró entre tres y cinco días y que fue “un auténtico caos”. Aunque no se trata de un caso de ciberterrorismo, también ha mencionado el apagón producido en la isla de Tenerife hace unos días, que también provocó un gran colapso “y eso que apenas fueron nueve horas”. “Imagínense ese tipo de situaciones multiplicadas exponencialmente –ha comentado dirigiéndose al auditorio–, que es lo que los analistas denominan ´black out`”.
“El problema –ha proseguido el ponente– es que estamos en una sociedad muy tecnificada y tecno dependiente y ese es nuestro talón de Aquiles; cuanto más dependientes somos de la tecnología más débiles somos ante su pérdida”. Otro punto débil, a su juicio, es “la obsolescencia tecnológica, porque mucha tecnología lleva años instalada y parece como que no interesa demasiado su mantenimiento”.
En su intervención también se ha referido al hackivismo. “Todos conocemos lo que es el activismo, asociado a movimientos sociales y políticos, muy reivindicativos –ha explicado–; pues bien, aquellos individuos que dan un paso hacia la ilegalidad transgrediendo y robando información de alguien y publicitándola, interrumpen el normal funcionamiento de un sistema informático o cualquier otra actividad tipificada en el Código Penal, están cometiendo un acto de hackivismo”.
El Coronel Luis Fernando Hernández ha concluido su conferencia haciendo un llamamiento a los ciudadanos a la concienciación. “Tenemos que ser conscientes de que la tecnología nos ayuda pero que también nos ata. Debemos utilizar la tecnología con cabeza, procurar desintoxicarnos de ella, no
ser tan tecno adictos y, sobre todo, actuar con prudencia a la hora de usar las tecnologías: no entrar en contenidos que no se sabe su procedencia ni descargar aquellos que tampoco se controlan”.
Guerra híbrida y ciberespacio
Por otra parte, el Capitán de Navío Enrique Cubeiro ha transmitido en su intervención la idea de que “el ciberespacio es un entorno ideal para la ejecución de muchas de las actividades asociadas con la guerra híbrida, fundamentalmente las que tienen que ver con ciberataques, desinformación y propaganda”. Además, ha hecho hincapié en aclarar “el error conceptual de que la amenaza híbrida tan solo equivale a ´fake news` cuando no es así; amenaza híbrida es algo mucho más complejo, que lo que busca es un modo de contienda en la que se utilizan todas las herramientas y poderes de que se disponen para debilitar al adversario”. En ese entorno, prosigue, “el ciberespacio constituye un elemento fundamental por la dificultad de atribución y trazabilidad de las acciones que se desarrollan, que impiden incluso cualquier reacción por parte de la víctima”.
A partir de esta explicación, el Capitán de Navío Enrique Cubeiro ha expuesto las diversas maneras en las que el ciberespacio se puede utilizar en este tipo de contienda, “fundamentalmente a través de ataques de infraestructuras críticas, intrusión en sistemas adversarios, denegación de servicios, desinformación, transmisión de bulos o alteración de contenidos”.
El ponente también se ha referido a las lagunas de la legislación, a las ´zonas grises` que hay en el ciberespacio, ante las que caben dos posturas: “Como no está claro, no lo hago, o como no está claro, voy a aprovecharme y lo hago”. A este respecto, su conclusión ha sido que “ante la casi imposibilidad de atribución en el ciberespacio de una acción, al final la normativa da un poco igual ya que solo encorseta a los buenos, en tanto que a los más audaces o a los que tienen menos escrúpulos la legislación les da igual porque no se va a saber que han sido ellos los autores de una acción”.
El caso de China y Rusia
Por último, el profesor de Ciencia Política en la Universidad Pablo de Olavide, Guillem Colom, ha hablado sobre ´China y Rusia en las zonas grises del ciberespacio`. En concreto, se ha referido a cómo “China y Rusia conciben y critican el concepto de híbrido occidental, por ejemplo, muchísimas actividades de influencia o la guerra informativa, donde se encuadra lo que aquí conocemos como híbrido”.
En este sentido, ha asegurado que “las tácticas, técnicas y procedimientos de China y Rusia no tienen nada que ver. Los países occidentales, en general, se han centrado en los aspectos más técnicos de lo ´ciber`, cuando China y Rusia conciben lo ´ciber` como integrado dentro del dominio informativo y por eso se pueden utilizar muchos otros factores como el tema propagandístico o la guerra electrónica”.

Comentarios