montaña

La ampliación del refugio Cap de Llauset estará lista en septiembre

Imagen de las obras que se están realizando
Refugio Llauset durante las obras de ampliación en agosto de 2017

El refugio más alto del Pirineo aragonés, el de Cap de Llauset, tiene previsto inaugurar su ampliación el próximo mes de septiembre. De esta forma pasará de tener 32 a 80 plazas para pernoctar. Desde el principio se proyectó con esa idea y con la de dotar de una infraestructura moderna y respetuosa con el medio ambiente la entrada oriental a los Pirineos altoaragoneses desde Cataluña. Se inauguró en julio de 2016 y en su primer año 1.842 montañeros durmieron en sus instalaciones.

La primera fase supuso una inversión de 1,6 millones de euros aportados por la Diputación Provincial de Huesca, el ayuntamiento de Montanuy y la Federación Aragonesa de Montañismo. La diputada provincial Maribel de Pablo pone fecha a la ampliación, el próximo mes de septiembre.

Los refugios de montaña son un recurso para los montañeros y una herramienta que con una buena dinamización del mismo puede ayudar a sostener un territorio castigado por la despoblación. Las pernoctaciones en los refugios de la provincia de Huesca se estiman en unas 90.000 al año.

El refugio Cap de Llauset se localiza en el término municipal de Montanuy, a 2.400 metros de altitud en la parte oriental del macizo de las Maladetas. A las 1.842 pernoctaciones de su primer año habría que añadir la presencia de los montañeros de día o montañero familiar de día, puesto que, el recorrido, con la posibilidad de dejar el coche a una hora y media del refugio, es accesible para todo el mundo. El 11% de montañeros que han pernoctado fueron extranjeros y, del total nacional, el 27% fueron aragoneses. Con estos datos, desde la Diputación Provincial se mostraban seguros del éxito de la ampliación.

Comentarios