autismo

La Asociación Autismo Huesca quiere implantarse también en la Jacetania

Las habilidades intelectuales de los TEA pueden ir desde la discapacidad intelectual a capacidades intelectuales situadas sobre la media.

Uno de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista (TEA). Son los últimos datos aportados por la Organización Mundial de la Salud. Con esta prevalencia se hace necesario seguir mejorando la atención especializada a estos casos y ese es, precisamente, el objetivo de la Asociación Autismo Huesca. Tiene tres familias asociadas en la comarca de la Jacetania, pero conocen más casos escolarizados en sus colegios por lo que están intentando acercar algunos de sus servicios a la zona.

La asociación, explica su gerente María de la Cal, tiene ámbito provincial, pero no cuenta con una red descentralizada de servicios. Para facilitar la atención a sus socios de la Jacetania han solicitado ayudas a las administraciones de la zona. Quieren llevar a Jaca las terapias más relevantes, y así evitar desplazamientos a sus asociados y dar más posibilidades a las familias que cuenten con una persona TEA.

Autismo Huesca es una asociación de familias dedicada a la promoción de la calidad de vida de las personas afectadas por Trastorno de Espectro del Autismo, que comenzó su existencia en octubre del año 2011. En Huesca ofrecen servicios de valoración diagnóstica, intervención temprana, terapias de habilidades sociales, con animales, a través del arte o de la música. También tienen lo que llaman “Escuela de familias” y asesoran a los padres que se encuentren con esta realidad en sus hijos.

¿Qué caracteriza a una persona con TEA?

Las manifestaciones clínicas de los TEA pueden variar enormemente entre las personas que los presentan, así como sus habilidades intelectuales, que pueden ir desde la discapacidad intelectual a capacidades intelectuales situadas en el rango medio, o superiores al mismo. Sin embargo, todas las personas con TEA comparten las diferentes características que definen este tipo de trastornos.

En general, sus habilidades de interacción con los demás son muy distintas de las habituales. En algunos casos pueden presentar un aislamiento social importante, o no manifestar mucho interés por relacionarse con los demás. Sin embargo, en otras ocasiones pueden intentarlo de una forma extraña, sin saber muy bien cómo hacerlo, y sin tener en cuenta las reacciones de la otra persona.

Por otro lado, presentan alteraciones de las habilidades de comunicación verbal y no verbal, que pueden variar desde las personas que no emplean ningún lenguaje hasta las que tienen habilidades lingüísticas fluidas, pero no saben utilizarlas para mantener una comunicación recíproca funcional.

Además, tienen un repertorio limitado de intereses y de conductas. Pueden presentar los mismos comportamientos de forma repetitiva, y tener problemas para afrontar cambios en sus actividades y en su entorno, aunque sean mínimos.

Finalmente, sus capacidades para imaginar y entender las emociones y las intenciones de los demás son limitadas, lo que hace que sea difícil para ellos desenvolverse adecuadamente en el entorno social.

¿Cuántos casos hay en España?

No se conoce con exactitud el número de casos que existen en España. Desde la Confederación Autismo España hablan de la constatación de “un aumento considerable de los casos detectados y diagnosticados en los últimos años. Es posible que este incremento se deba a una mayor precisión de los procedimientos e instrumentos de diagnóstico, a la mejora en el conocimiento y la formación de los profesionales, o ciertamente, a un aumento real de la incidencia de este tipo de trastornos. Por ello, manejamos las cifras de estudios epidemiológicos realizados en Europa, que apuntan una prevalencia de aproximadamente 1 caso de TEA por cada 100 nacimientos (Autism-Europe aisbl 2015). En estudios recientes realizados en EEUU- CDC, 2012- los datos son de 1 por cada 88.” La Organización Mundial de la Salud habla de 1 de cada 160 niños.

Comentarios