jaca

La asociación Lupierra pide al Ayuntamiento que deje de usar el glifosato

Hasta que lo eliminen, solicitan que se señalicen los parques y jardines tratados con este herbicida

Parque Paseo de la Constitución de Jaca
Paseo de la Constitución de Jaca

La Asociación Lupierra, un grupo de consumo de productos ecológicos en la Jacetania, ha enviado una carta al alcalde de Jaca para pedirle que el Ayuntamiento “elimine lo antes posible” el uso del glifosato. Explican que han visto en los jardines de Jaca a técnicos municipales con mascarillas pulverizando esa sustancia sobre plantas y zonas verdes y consideran este herbicida “tóxico, incompatible con la protección de la biodiversidad, la naturaleza y la salud en una ciudad ubicada en el centro de los Pirineos.”

La polémica sobre el glifosato saltaba en 2015 cuando la IARC, un organismo de la Organización Mundial de la Salud, calificaba este producto como “probablemente cancerígeno” mientras la agencia europea EFSA confiaba en los estudios que avalan al glifosato como seguro. Entre 2016 y 2017 varias ciudades españolas lo prohibieron para tratar sus zonas públicas. Es el caso de Barcelona, Madrid o Sevilla y hasta 150 municipios. Los miembros de la asociación Lupierra, que engloba a más de 50 familias de Jaca, quieren que también se prohíba en su ciudad.

Entre sus razones esgrimen que se sospecha que actúa como un disruptor endocrino, “siendo tóxico para la reproducción humana”. Añaden que afecta especialmente a las personas que lo utilizan (los propios técnicos), mujeres embarazadas, bebés, niños y animales.
“Además del impacto en la salud de la población, el glifosato contamina los suelos, el agua y afecta a insectos y otras plantas que mantienen la fertilidad del suelo y la tierra, reduciendo la diversidad de los polinizadores (abejas, etc).”

Además, piden mayor información. "Mientras se desarrollen e implementen estas actuaciones" quieren conocer el volumen de herbicida utilizado hasta la fecha, áreas donde se diseminan y ven necesario que se señalice, con paneles informativos, los espacios tratados para comunicar a familias, niños y ciudadanía en general las zonas potencialmente afectadas.

Estas peticiones han enviado al alcalde y a los concejales de medio ambiente, salud y parques y jardines, de los que esperan “una respuesta y actuación rápida por parte del Ayuntamiento de Jaca para solucionar este problema medioambiental y de salud pública.”

Comentarios