PATRIMONIO 

La celebración del milenio de la ermita de los Santos Juan y Pablo de Tella entra en la recta final

Este mes está previsto un taller de caligrafía medieval, una visita etnológica a Tella y la clausura de los actos del milenio

Misa en la ermita de Tella
Más de 200 personas participaban en la misa que se celebraba en la ermita de los Santos Juan y Pablo.

La localidad de Tella afronta la recta final de los actos  de celebración del milenio de la ermita de los Santos Juan y Pablo. Las actividades arrancaron en octubre del pasado año con el objetivo de conmemorar el mil aniversario de la consagración de la iglesia de los Santos Juan y Pablo de Tella. El lema del acontecimiento es “Mil años de historia, uno de celebración”. Esta ermita es la más antigua de las siete que hay en la localidad de Tella, perteneciente a la Comarca de Sobrarbe

La Comarca de Sobrarbe ha organizado para este sábado un Taller de Caligrafía Medieval. Ricardo Vicente Placed, del Estudio de Caligrafía Aularium, impartirá en Boltaña un taller bajo el título “Las letras milenarias de Tella”. Los participantes conocerán los secretos del alfabeto carolingio, con el objetivo de que cada alumno pueda realizar una copia de la “Noticia de Consagración” que fue hallada en la lipsanoteca de Tella, y que ha permitido tener conocimiento de su consagración hace mil años. El Estudio de Caligrafía Aularium ha llevado sus talleres a bibliotecas, museos, centros educativos de Aragón y del resto de la geografía española.

María Puértolas, subdirectora del Museo de Barbastro-Monzón destaca la importancia de la ermita de los Santos Juan y Pablo.

ENTRA CORTE TELLA APLAZA 1(VIVA NOTICIAS)

El sábado 12 de octubre, el Ayuntamiento de Tella-Sin organiza una visita etnológica a Tella, para descubrir los secretos que guarda esta mágica localidad del Pirineo. Todos los que deseen asistir deberán acudir al punto de encuentro junto al Museo del Oso, a las 11:00 hoas. Se trata de una actividad gratuita y que no necesita inscripción previa.

Por último, el sábado 19 de octubre tendrá lugar una gran celebración en Tella, que pondrá punto final a este año de conmemoración. Los actos comenzarán a las 10:30 horas en la plaza de Tella. Se acudirá en procesión hasta la ermita de los Santos Juan y Pablo y allí el Obispo Ángel Pérez presidirá una eucaristía oficiada en rito hispano-visigodo, que fue con el que se consagró a la ermita. Este rito dejó de celebrarse a finales del siglo XI, cuando el Papa Gregorio VII instauró el rito gregoriano (1071). Ricardo Vicente, calígrafo de Binéfar, redactará un acta de ese día como recuerdo de los 1000 años en pergamino plasmando los detalles de esta celebración.

Tras la misa se regresará al pueblo para, en el pórtico de la iglesia de San Martín, disfrutar del saludo institucional. Allí, el obispo hará entrega al pueblo de Tella de una urna con una mitra, un solideo y una placa conmemorativa y se procederá al reparto de la caridad. La comida popular y el baile pondrán el broche de oro a este año de celebración.

Organizan este acontecimiento, el Ayuntamiento de Tella, la Comarca de Sobrarbe, la Asociación Losa La Campa de Tella, el Museo Diocesano y el Obispado de Barbastro-Monzón, con la colaboración con la Diputación Provincial de Huesca.

Ermita de Tella
Ermita de los Santos Juan y Pablo de Tella

Ermita de los Santos Juan y Pablo de Tella

La ermita fue consagrada por el obispo Borrell en el año 1019, destacando también porque el rito de la celebración fue el hispano-visigodo. Se trata de una importante construcción por ser una de las pocas muestras que quedan del primer románico autóctono y, ubicada bajo el saliente rocoso de la peña de San Juan o puntón de las Brujas.

La ermita de los Santos Juan y Pablo es la más antigua de las siete iglesias que hay Tella. Esta Iglesia es una de las más antiguas del románico aragonés, y está situada en un collado al oeste de Tella. De esa fecha, siglo XI, serían la nave rectangular, cuya primitiva cubierta de madera fue sustituida en época bajomedieval por una bóveda de medio cañón, y la cripta de enterramiento bajo el ábside, cuyo abovedamiento también sería reconstruido. 

Una pequeña escalera de siete peldaños adosada al lado de la epístola da acceso a dicha cripta, la cual queda iluminada mediante un vano abocinado con derrame al interior. En el exterior encontramos la puerta de acceso a la iglesia, situada en el muro sur, con arco de medio punto realizado con piedra toba en sus dovelas, colocadas de forma radial, de manera rústica.

Comentarios