GASTRONOMÍA

La cocina de montaña se impone en los premios del concurso Comer en el Alto Aragón

Milhojas de Olla Barrejada con Caviar, Chiretas Pirenaicas y Bombones de Calostro y Regaliz son las preparaciones ganadoras

libros  Comer en el Alto Aragón
Dos ediciones de libros Comer en el Alto Aragón

La XXV edición del concurso Comer en el Alto Aragón ya tiene ganadores. Se trata de Teresa Oliván que se alzaba con el primer premio dotado con 500 euros por su "Milhojas de Olla Barrejada con Caviar", una actualización de la Olla Barejada de la Ribagorza, un cocido tradicional montañés, que Oliván deconstruye y reinterpreta.

El segundo premio, también dotado con 500 euros, era para Isabel García Viñao por unas "Chiretas Pirenaicas", una preparación tradicional, pero muy bien elaborada con detalles que el jurado ha destacado como merecedores de uno de los premios del concurso.

Por último, el premio al mejor postre era para una receta presentada por Mari Paz Argómariz de Ansó bajo el título "Bombones de Calostro y Regaliz". Un dulce que utiliza la leche de vaca tras dar a luz.

Comer en el Altoaragón llegaba este año a su XXVª edición. Con ese motivo, la organización del concurso proponía que los participantes presentaran preparaciones propias de la cocina de la provincia de Huesca en las que sobresalieran los ingredientes de cercanía.

Comer en el Altaroagón cuenta con el patrocinio de Alcampo Huesca, la Denominación de Origen de Vinos del Somontano, Hecho en los Pirineos y los restaurantes Lillas Pastia, Flor de Huesca y Tomate Jamón.

Comentarios