cooperación transfronteriza

La Comunidad de Trabajo de los Pirineos recupera su papel más político y batallará por más fondos europeos

Pleno de la CTP reunido en Zaragoza
Pleno de la CTP reunido en Zaragoza

Los representantes de los siete territorios que integran el consorcio de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) se han reunido en el edificio Pignatelli de Zaragoza durante el XXXVI Consejo Plenario de la CTP organizado por el Gobierno de Aragón, que desde 2017 ostenta la presidencia rotatoria de la CTP por un periodo de dos años. Los representantes de los territorios de la CTP, tras una intervención individual sobre el futuro de la organización, han firmado la Declaración Común de Presidentes con la que se comprometen a impulsar los ámbitos de actuación de la Estrategia Pirenaica y mantener y ampliar las acciones del Observatorio Pirenaico de Cambio Climático (OPCC).

Además, se ha firmado el Informe de Cambio Climático redactado por el Observatorio Pirenaico de Cambio Climático (OPCC) y se han presentado las conclusiones de los seminarios que se realizaron este pasado lunes sobre temáticas de especial interés para el territorio pirenaico: el Cambio Climático y la protección civil ante los riesgos naturales.

El presidente del Gobierno de Aragón y actual presidente de la CTP, Javier Lambán, y los representantes del resto de las regiones del consorcio internacional han reafirmado con este evento su compromiso con la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, un proyecto común emprendido hace ya más de tres décadas, en 1983, que la ha convertido en un actor de primer orden en materia de cooperación transfronteriza a nivel europeo.

La Estrategia Pirenaica
Durante el Consejo Plenario de la CTP se ha presentado la Estrategia Pirenaica de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, plan de acción de la CTP para el periodo 2018-2024 que establece las prioridades de desarrollo de los Pirineos para contribuir a la mejora de la vida de sus habitantes y que es fruto de un trabajo de colaboración entre los miembros de la CTP y los agentes del territorio.

La Estrategia Pirenaica tiene la vocación de responder a los problemas más importantes, como el acceso a los servicios públicos, la mitigación y adaptación al cambio climático o el desarrollo económico en el territorio pirenaico, entre otros. La estrategia se pondrá en marcha como un plan de acción vivo, dinámico y susceptible de revisión y ajustes y que se estructurará en torno a tres ejes estratégicos: protección ambiental y adaptación al cambio climático, promoción de iniciativas y atractividad del territorio y movilidad, conectividad y accesibilidad. Asimismo, cuenta con un eje transversal, Gobernanza, capitalización y comunicación, que pretende reforzar el papel de la CTP como grupo de influencia en el contexto europeo.

Lambán ha explicado que la Estrategia Pirenaica es “un salto cualitativo hacia delante muy importante” que “tiene como origen el propio espíritu fundacional de la Comunidad” y que otorga a la CTP “un mayor rango político, en el sentido de convertirla en interlocutora de todos nuestros territorios ante la UE”. De este modo, “la CTP pretende constituirse en lobby, en locutor de los intereses compartidos por las siete regiones ante la Unión Europea”, ha apuntado el Presidente de Aragón que ha calificado esta estrategia como “el mayor logro del plenario”.

Precisamente, como lobby, la CTP persigue “objetivos comunes que van más allá de la gestión de los fondos europeos” como, por ejemplo, el posicionamiento común respecto a los nuevos Marcos Financieros y las políticas de cohesión que están empezándose a discutir en la Unión Europea, según ha explicado el presidente del Gobierno de Aragón, y que afectan a las políticas de cooperación territorial.

Asimismo, el Presidente de Aragón ha insistido en la necesidad de implicarse en el “contrato social que dio origen a la Unión Europea después de la Segunda Guerra Mundial”. “La CTP es una especie de semilla que debería extenderse como un ejemplo de hasta qué punto los hombres, mujeres y los territorios, si aportan buena voluntad, si se marcan como objetivo último de su acción una convivencia, una prosperidad compartida, en definitiva, si recuperan y creen en los valores fundacionales de la Unión, esa unión saldrá adelante sin ningún tipo de dudas”.

El Gobierno de Aragón ha realizado además un balance de su primer año en la presidencia, que ostentará hasta 2019. En este sentido, Lambán ha mostrado su satisfacción por que se hayan tratado temas que “conforman la agenda política aragonesa” como la despoblación, la innovación, la movilidad, la reapertura de la estación de Canfranc, el cambio climático o la sostenibilidad. “En este año, el Gobierno de Aragón ha sentido que sus prioridades estaban perfectamente reflejadas en lo que desde la CTP se estaba haciendo”, ha asegurado Lambán.

Sobre la reapertura de la estación de Canfranc, Lambán ha apuntado que los gobiernos de Aragón y la Nouvelle-Aquitaine han actuado como lobby ante sus propios Gobiernos y ante la Unión Europea. “Actualmente se están redactando los proyectos financiados por la Unión Europea y a estas alturas no tengo ningún motivo para dudar de que esa irreversibilidad que le hemos asignado a la reapertura vaya a ser una realidad”, ha añadido el presidente del Gobierno de Aragón.

Lambán ha señalado que “hablar de cooperación transfronteriza es algo que encaja como un guante con la manera de ser de los aragoneses”, resaltando que, en sus casi 1.000 años de vida como comunidad política, “los aragoneses no nos hemos concebido a nosotros mismos replegados sobre nosotros mismos sino relacionándonos positivamente con nuestros vecinos”.

Unidos por un desarrollo conjunto y sostenible
La Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP) es un consorcio internacional que tiene como principal objetivo contribuir al desarrollo del macizo pirenaico teniendo en cuenta sus retos, preservando sus riquezas y fomentando la cooperación territorial, en particular, la cooperación transfronteriza para mejorar la vida de los habitantes de sus territorios.

Los miembros de la CTP son los territorios pirenaicos: las dos regiones francesas Nouvelle-Aquitaine y Occitanie/Pyrénées-Méditerranée; las cuatro comunidades autónomas españolas Catalunya, Aragón, Navarra, Euskadi; y el Principado de Andorra.

La CTP nace en 1983 con el apoyo del Consejo de Europa que aspira a dotar la zona pirenaica de una estructura de cooperación transfronteriza similar a las existentes en otras fronteras europeas.
En 2005, la CTP se transforma en un consorcio, entidad jurídica sujeta al derecho público español, que le aporta un nuevo impulso de intervención, especialmente en el ámbito de la gestión de fondos y de los programas europeos Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020) y POCTEFA 2007-2013.

La Comunidad de Trabajo de los Pirineos es autoridad de gestión del programa europeo Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020), como ya lo fue del POCTEFA 2007-2013. El Programa POCTEFA 2014-2020 ha programado 120 proyectos de cooperación transfronteriza con una cofinanciación de 142,2 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través de dos convocatorias de proyectos. La tercera convocatoria de proyectos se lanzará en febrero de 2019.

Comentarios