DEMOGRAFÍA

La Diputación propone incidir en la vivienda para frenar la despoblación

Plantea cambios en la normativa y poder invertir los remanentes propios y de los municipios para arreglar casas y ofrecerlas a nuevos pobladores

Miguel Gracia, presidente de la DPH, durante la presentación de sus propuestas en materia de vivienda / DPH
Miguel Gracia, presidente de la DPH, durante la presentación de sus propuestas en materia de vivienda / DPH

Incidir en el abultado número de viviendas vacías y recuperarlas para atraer a nuevos pobladores a municipios y núcleos del Alto Aragón. Ese es el objetivo del conjunto de medidas que está trabajando la Diputación Provincial de Huesca (DPH) para frenar la despoblación. Primero apostó por el plan para extender las comunicaciones por banda ancha a los municipios -ya hay 60 núcleos conectados- y, ahora, apuesta por poder reinvertir los remanentes presupuestarios de Diputación y ayuntamientos para rehabilitar viviendas públicas y privadas y abrir un nuevo mercado de alquiler más allá de las cabeceras comarcales.

La provincia de Huesca tiene censado un total de 160.000 viviendas. Muchas de ellas están ocupadas y otras son segundas residencias o directamente están cerradas y estas últimas son las que mayores problemas originan por su falta de mantenimiento. La DPH está realizando una encuesta en todos los municipios de la provincia para averiguar cuántas viviendas estarían sin uso y plantear inversiones. Miguel Gracia, presidente de la Diputación, propone utilizar fondos que ayuntamientos y entidad provincial tienen inmovilizados en los bancos -más de 106 millones de euros de los municipios y de la DPH- para "comprar y arreglar" viviendas vacías y poderlas ofertarlas a nuevos pobladores.

Miguel Gracia en los estudios de Radio Huesca

"Se puede vivir en un pueblo pequeño y trabajar en una cabecera comarcal", afirma Miguel Gracia, "aunque habrá que invertir también en comunicaciones y movilidad". Aboga asimismo por flexibilizar los trámites administrativos respecto a planes generales y licencias para poder actuar en viviendas que ya existen porque, a su juicio, "en muchos sitios no hace falta construir nuevas". Para el presidente de la Diputación, "habría demanda para este tipo de oferta" si bien precisa que se debería actuar en municipios sin gran actividad turística, porque en estos es "mucho más caro" y "ya hay segundas residencias, que se habitan y mantienen". 

Comentarios