dph

La DPH pone en marcha el Plan de Vialidad Invernal de 2020, dotado con más de 800.000 euros

Este plan se viene desarrollando desde 1980, junto con los parques de Protección Civil del territorio

Máquina quitanieve actuando en una carretera provincial
Máquina quitanieve actuando en una carretera provincial


Unas 650 poblaciones de la provincia que solo cuentan con un único acceso por carretera, bien sea local o provincial, contarán de nuevo este año con el apoyo de la Diputación Provincial de Huesca y los Parques de Protección Civil de las comarcas para asegurar las condiciones de circulación estas vías durante los próximos meses. De estos 650 núcleos de población, 92 se encuentran entre los 800 y 1.700 metros de altitud, lugares donde la nieve es habitual en la recta final del otoño, durante todo el invierno y parte de la primavera.

El presupuesto de este año para el Plan de Vialidad Invernal está dotado con 811.272 euros, que se destinan a 3 tipos de actuación: suministro de sal a las Comarcas que lo solicitan, a lo que se destinarán 394.000 euros; otros 200.000 euros irán dirigidos a subvencionar gastos de explotación de las Comarcas relacionados con la vialidad invernal; y finalmente estas administraciones recibirán en total otros 217.272 euros para inversiones (como vehículos, cuñas o silos de almacenaje de sal).

Para garantizar la seguridad en la circulación por estas vías locales y provinciales, el operativo cuenta con maquinaria destinada a la limpieza de nieve y hielo. Además de la limpieza de carreteras, se actúa también en la señalización de las mismas, en la prevención de la producción de hielo y en la extensión de fundentes cuando es necesario.

Al margen de esta época, en la que la climatología complica la seguridad en la circulación por algunas vías altoaragonesas, la Diputación Provincial de Huesca lleva a cabo durante todo el año diferentes obras en carreteras de su titularidad y en aquellas cuya conservación y mantenimiento ha sido delegada por los ayuntamientos a la institución.

Entre unas y otras suman casi 1.500 kilómetros, en los que cada año se invierten 1.200.000 euros. Además de la renovación de pavimento, limpieza de cunetas u operaciones de seguridad vial y señalización, se llevan a cabo trabajos para el ensanche de curvas peligrosas o de vías estrechas, o el asfaltado de pistas para el acceso a pequeños núcleos de población.

Comentarios