salud pública

La DPH pregunta a Sanidad si puede mantener las oposiciones a bomberos y oficiales con la pandemia

A las pruebas se han inscrito 867 y 234 aspirantes y la Diputación pregunta si ha de adoptar medidas extraordinarias o modificar su emplazamiento 

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) tiene previsto realizar pruebas para las oposiciones a bomberos y oficiales los próximos 28 y 29 de marzo y ha consultado al Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón si puede mantenerlas de acuerdo con las directrices dictadas para evitar el avance del coronavirus.

A las convocatorias se han presentado 867 y 234 aspirantes y la Diputación se pregunta si estarían afectadas por las medidas de "contención extraordinarias", entre las que se indica "posponer, por el tiempo imprescindible, la celebración de pruebas selectivas, especialmente aquellas de concurrencia masiva, garantizándose en todo caso la continuidad de los procesos, excepto aquellos relacionados con las medidas adoptadas para la contención del COVID-19".

"En el caso de no estar afectados -indica la consulta firmada por el presidente, Miguel Gracia- les rogamos que nos indiquen las medidas extraordinarias a tener en cuenta para la correcta celebración de las pruebas (uso de mascarillas, guantes, separación física entre
opositores, ...). Debemos significar que en el Anuncio publicado los opositores están repartidos en distintos espacios físicos (7 aulas distintas en el caso de Bomberos y 2 en el caso de Oficiales) aunque en el mismo edificio (IES Pirámide de Huesca), pero se podría modificar la ubicación física en distintos edificios".

La DPH pone de manifiesto la importancia de celebrar las pruebas, ya que, de no estar en marcha el servicio, "a partir del 1 de julio se extinguen los convenios actuales entre las comarcas y la Diputación Provincial de Huesca", y no ponerlo en marcha "dificultaría la gestión con una mínima garantía". Indica asimismo que para dar "una cobertura integral" a la provincia se cuenta "con las plazas objeto de la convocatoria". Añade asimismo que "la cobertura con personal temporal supone dificultades estructurales, de organización y funcionamiento. El carácter especializado de estos puestos exige poder contar con una plantilla de funcionarios de carrera".