DESPOBLACIÓN

La DPH y la Agencia sueca para el crecimiento económico intercambian experiencias

Han acordado seguir en contacto para seguir desarrollando proyectos y experiencias que interesan a ambos territorios 

Reunión entre representantes de la DPH y agencia sueca de crecimiento
Reunión entre representantes de la DPH y agencia sueca de crecimiento

Una parte importante de Suecia sufre, la igual que la provincia de Huesca, el problema de la despoblación. Grandes extensiones de terreno y pocos habitantes, o una pirámide poblacional envejecida son dos de los elementos en común de estos dos territorios. "Al igual que ha hecho este país, debemos ser capaces de poner en marcha acciones que revitalicen de verdad el medio rural, este país es ejemplo del aprovechamiento y explotación de las potencialidades de cada zona para devolver la actividad a localidades que hasta hace unos años perdían población y ahora crecen de manera sostenida".

Son palabras de la Vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, que ha mantenido un encuentro con una delegación de la Agencia Sueca para el crecimiento económico y regional. Este país, con casi 1.000 islas habitadas, con una arquitectura municipal muy diferente a la española. En todo el país hay 290 municipios – solo en la provincia de Huesca hay 202 -, y en total hay 21 regiones.

Por parte de la delegación sueca, se ha puesto de manifiesto que, a diferencia de España, en este país nórdico los ayuntamientos tienen completa autonomía en competencias tan importantes como la educación o lo servicios sociales, y el Estado se centra más en infraestructuras como carreteras y comunicaciones en general.

En la actualidad están desarrollando un proyecto piloto en 30 municipios de todo el país que cumplían con una serie de requisitos o criterios como baja escolarización, altas tasas de paro, poca participación electoral, y está dando sus frutos ya que, gracias a esa mayor autonomía que tienen los municipios están consiguiendo que haya cada vez más niños escolarizados o impulsar políticas de empleo más adaptadas a cada territorio.

Elisa Sancho ha valorado muy positivamente esa autonomía municipal y ha explicado el trabajo de una diputación provincial de apoyo a los ayuntamientos. En el caso de la provincia de Huesca se ha referido a dos elementos necesarios para el futuro del medio rural altoaragonés: un mercado de vivienda y la necesidad de contar con buena conexión a internet, y ha resumido a la delegación sueca los planes que la institución ha lanzado en este sentido en los últimos años.

"El Plan de Fomento de la Vivienda o el de Extensión de Banda Ancha han ayudado a que muchas parejas jóvenes hayan tomado la decisión de regresar a sus pueblos o de iniciar en ellos un proyecto de vida". Pero en esta labor, ha continuado, "todos debemos poner lo que esté en nuestras manos: desde los fondos que están llegando de Europa para la recuperación económica hasta programas de ayudas que ponen en marcha los municipios, pasando por una normativa estatal o autonómica que tenga en cuenta las particularidades del medio rural, sus problemas y necesidades".

En la reunión se ha concluido también que todos estos programas resultan fundamentales para esa necesaria sostenibilidad del territorio, ya que ayudan a mantener población que es la que cuidad del entorno. "Esa sostenibilidad" ha explicado Elisa Sancho, "se da en ambos territorios en cuestiones como el turismo. Desde hace años, nuestra provincia es referente en este sector, siendo uno de los destinos más visitados de interior".

Entre otros asuntos, desde la agencia sueca se ha explicado que se ha hecho una importante apuesta por la energía hidroeléctrica (la mayor central tiene casi 70 años). En este sentido, Elisa Sancho ha recordado la necesidad de que la implantación de energías renovables sea "consensuado con el territorio, sin imposiciones, además de preservar el medio ambiente".

En ambos casos, hay una coincidencia en actividades que se compatibilizan con otras como la ganadería o la agricultura, de ahí la necesidad de cuidar del medio ambiente. "Debemos ser capaces de aunar esfuerzos, iniciativa pública y privada, e implicarnos en el cuidado de nuestro territorio, su mantenimiento es sinónimo de desarrollo económico en el Alto Aragón", ha dicho la Vicepresidenta oscense.

Asimismo, durante la jornada de trabajo se ha expuesto una política que ha despertado un especial interés en la delegación altoaragonesa, como ha dicho Elisa Sancho. Se trata del programa que permite tejer relaciones entre habitantes autóctonos e inmigrantes de las pequeñas localidades, fomentando acciones formativas para favorecer la integración de la inmigración en la sociedad sueca.

De igual forma se ha explicado que la carga impositiva elevada que existe en el país se traduce en servicios, equipamientos e infraestructuras de notable calidad y precisamente cuando el impuesto revierte en calidad el ciudadano lo acepta, han explicado los representantes suecos.

La simplificación administrativa era otro de los asuntos que se abordaba. "La excesiva burocratización se está convirtiendo en un embudo para las pequeñas administraciones locales, que se ven desbordadas en muchas ocasiones por las exigencias que deben cumplir sin contar con recursos personales ni económicos para ello" ha explicado durante el encuentro Elisa Sancho.

La agencia sueca ha mostrado gran interés en estos proyectos que se están desarrollando en la provincia y ambas partes se han comprometido a seguir en contacto para intercambiar experiencias e iniciativas.