nieve

La falta de nieve tiene esperando a unos 750 trabajadores de las estaciones y escuelas de esquí

Los puestos de trabajo directos que las estaciones y escuelas de esquí no han podido cubrir llevan más de un mes de retraso

Aramón traslada sus oficinas
Formigal

Cuando se habla del negocio de la nieve se habla también de los más de 1200 puestos de trabajo directos que generan las estaciones de esquí. A este número hay que sumar los monitores de las escuelas y, más difíciles de cuantificar, los empleos indirectos en hostelería, comercio y otros sectores. La consejera de Economía del Gobierno de Aragón aludía al retraso de la temporada de nieve en su valoración de los últimos datos del paro en la Comunidad Autónoma. Y le ponía cifra. Asegura que las estaciones del grupo Aramon (incluidas las estaciones de Teruel) abrieron el último fin de semana del año con 320 personas contratadas menos que en el mismo periodo de 2017. Si a esto sumamos las estaciones de Astún y Candanchú (esta última todavía cerrada), podríamos estar hablando de unos 750 trabajadores a la espera de un contrato con el que ya contaban para el mes de diciembre.

En la Jacetania, el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón, Luis Terrén, lo tiene claro, el sector es “casi vital” para el valle.

Terrén calcula más en más de 400 los puestos de trabajo directos que no se han formalizado esta temporada en el valle. “Unos 250 en Candanchú, contando las escuelas de esquí, más unos 100 de Astún, que no está abierta a pleno rendimiento y otro medio centenar en el resto del valle”, explica.

El deseo de la nieve es común en todos los valles pero en el de Benasque las cuentas sí están saliendo. Cerler tiene el mayor dominio esquiable del Pirineo aragonés y Llanos del Hospital es la única estación de fondo abierta. Su valle despide la Navidad con una ocupación del 100%.
El regalo de los Reyes Magos no va a ser la llegada de nuevas nevadas a corto plazo pero ante la preocupación por la repercusión económica, el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón quiere calmar los ánimos. Frente a las voces que temen que el cambio climático hiera de muerte al negocio del esquí, Luis Terrén considera que la situación de este año es "excepcional" y explica que en los últimos 10 años no han tenido problemas de nevadas, por lo que pide que no se deje de invertir en el negocio de la nieve. 

La nieve encabeza la carta a los Reyes Magos en la provincia de Huesca pero además de las tradicionales reivindicaciones en materia de comunicaciones viarias y por ferrocarril o de la llegada de inversiones de calado, en la carta de este año se cuela otro deseo. Los Reyes también podrían regalar una victoria a la S.D. Huesca que hoy tiene una nueva oportunidad frente al Betis.

Comentarios