sucesos

La familia de Rokhaya se hace cargo de sus hijos

Los niños de 4 y 8 años se trasladan a Tarrasa donde espera la  familia poder reunirlos con su hermanastro  mayor que se encuentra en Senegal

Concentración en Monzón tras el asesinato de Rokhaya
Concentración en Monzón tras el asesinato de Rokhaya

Los hijos de 4 y 8 años se marchan a Tarrasa a vivir con su tío “Baba” Diop, hermano de Rokhaya que fue asesinada el pasado domingo en Monzón por su expareja. Este jueves, la familia de la fallecida terminaba de realizar las gestiones para hacerse con la custodia de los hijos como lo confirmaba Said Keita, primo de Rokhaya.

Said 2

Said Keita, primo de Rokhaya

La idea de la familia es intentar que el hijo de Rokhaya de 24 años, que fue deportado a Senegal, se reúna en España con sus hermanos, ya que ellos lo necesitan, ya que lleva la misma sangre de madre por sus venas.

Said 3

Said Keita, primo de Rokhaya

Con respecto al cuerpo de Rokhaya, esperan poder llevárselo cuánto antes y poder hacer su despedida religiosa según sus ritos para que pueda descansar en su tierra.
Said insiste en que ha sido un duro golpe que no se lo esperaban.

Said 1

Said Keita, primo de Rokhaya

El primo, que junto al hermano de la fallecida, están realizando las gestiones en Monzón agradece el apoyo y el calor que han recibido estos días desde el asesinato, en este sentido resaltaban el ofrecimiento realizado por el alcalde, Álvaro Burrell, de ayuda y de José Antonio Amorós, amigo de la víctima.

Said 4

Said Keita, primo de Rokhaya

Durante este jueves realizaban los trámites necesarios tanto en el Juzgado como en el Servicio Social de Base para llevarse a los hijos de Rokhaya y saber cuándo podrán hacerse cargo de su familiar.
Recordar que hasta el día 12 de diciembre hay abiertas varias cuentas y en los comercios se han repartido huchas para recaudar fondos para la repatriación y ayudar los huérfanos.

97 PUÑALADAS

Mientras continúa la instrucción por homicidio de Rokhaya en el Juzgado de Instrucción nº 2 de Monzón contra su expareja, que se enfrenta inicialmente a una pena de 10 a 15 años.  No obstante, según pública "El Periódico de Aragón"  fallecía por un shock hemorrágico como consecuencia de las 97 puñaladas del agresor. Lo que supondría un agravante  en las calificaciones iniciales ya que confirmarían ensañamiento y brutalidad, ya que la víctima no se pudo defender al ser atacada por la espalda, según se desprende del informe del Instituto de Medicina Legal de Aragón.
En la jornada de este jueves, la hija mayor, principal testigo, habría declarado ante la Jueza de Instrucción.

Comentarios