SUCESOS

La Guardia Civil efectúa una decena de rescates este fin de semana

Los agentes rescataron a un total de 13 personas en distintos puntos la provincia, entre ellos a una menor

Rescates Guardia Civil
Unidad Aérea de la Guardia Civil en uno de los rescates, en una imagen de archivo.

La Guardia Civil ha vivido un nuevo fin de semana intenso de rescates. El viernes, sobre las 13.30 horas se recibía un aviso en la central 062 de la Guardia Civil informando de que dos senderistas que se encontraban en las proximidades del Collado de Aisa (t.m Aisa) se habían quedado enriscados en una zona cubiertos por la niebla y con mucho viento, por lo que no podían continuar la marcha.

Se activó inmediatamente a especialistas del SEREIM de Jaca que acudieron al lugar con vehículo oficial. Una vez en la zona se accedió a pie hasta encontrar a las personas, que presentaban una leve hipotermia, y se encontraban en un lugar de difícil acceso y con fuerte pendiente, resguardados en una cueva. Tras comprobar que no presentaban lesiones se descendió con ellos hasta el lugar donde tenían su vehiculo particular. Las personas rescatadas son un varón y una mujer ambos de 37 años y vecinos de Alicante.

El mismo viernes, a las 14.20 horas la Guardia Civil recibía un aviso informando de que un barranquista que se encontraba realizando el descenso del Barranco de la Peonera (t.m de Bierge), había sufrido un accidente al saltar a una poza y podía tener una lesión de rodilla.

Se activó inmediatamente a especialistas del EREIM de Huesca, la Unidad Aérea de Huesca y sanitario del 061. Una vez sobrevolada la zona, se localizó al guía de la actividad junto al accidentado. Una vez descendidos un especialista y el sanitario, se le realizó una primera valoración, siéndole inmovilizada la extremidad y posteriormente izado hasta la aeronave. Finalmente, el herido, un varón de 32 años vecino de Guipuzcoa, fue evacuado hasta el Hospital San Jorge de Huesca para una exploración en profundidad.

Aproximadamente a las 15.50 horas del viernes, un nuevo aviso de que una familia con tres miembros, un varón de 45 años, una mujer de 48 y una menor de 13 años todos ellos vecinos de Barcelona, se habían desorientado cuando se encontraban haciendo senderismo en el Camino GR1 (t.m de Graus) y al intentar volver al camino se habían quedado enriscados en una zona de grandes pendientes y bastante dificultad.

Especialistas del GEREIM de Huesca, la Unidad Aérea con base en Benasque y el médico del 061 que se desplazaron al lugar. Una vez sobrevolada la zona, se localizó a los senderistas que no presentaban lesiones. Al comprobar los especialistas que la zona no era de dificultad elevada acompañaron a las personas hasta una pista forestal cercana a la población donde tenían su vehiculo particular.

A las 16.55 horas del mismo viernes, el guarda del Refugio de Bachimaña había dado aviso de que había llegado una mujer con una herida en un pómulo y que necesitaba asistencia. Al parecer, cuando se encontraba a la altura de los Ibones Azules (t.m de Panticosa), había sufrido una caída y se había golpeado con una roca.

Especialistas del EREIM de Panticosa, Unidad Aérea de Huesca y sanitario del 061 se desplazaron al lugar, y una vez llegados al refugio, le realizaron una primera valoración y las curas pertinentes. Posteriormente, la herida, una mujer de 66 años vecina de Madrid, fue evacuada con la aeronave hasta el helipuerto de Panticosa, donde le esperaban sus familiares, ya que la accidentada manifestó su preferencia por trasladarse al Centro Hospitalario por sus propios medios.

Sobre las 18.10 horas, mientras especialistas del EREIM de Panticosa se encontraban realizando el rescate de una persona en la zona del Refugio de Bachimaña, se les aproximaron unos montañeros que les comunicaron que mientras descendían por el GR 11 en el Ibon Inferior de Bachimaña (t.m Panticosa), habían adelantado a un varón que presentaba signos de agotamiento extremo.

Los especialistas se dirigieron rápidamente a remontar el sendero hasta dar con él. Una vez localizado, fue acompañado hasta el refugio donde manifestó a los especialistas que llevaba varias jornadas caminando y que se encontraba exhausto y con ampollas en los pies. Finalmente se le trasladó al helipuerto de Panticosa y desde allí, en vehiculo oficial al lugar donde se hospedaba, y los especialistas le convencieron de que descansase unos días antes de continuar con su ruta. La persona rescatada en este caso fue un varón de 56 años vecino de Gerona.

Este sábado, las actuaciones de la Guardia Civil comenzaban a las 16.35 horas, al conocer una bañista que se encontraba en el río Alcanadre a su paso entre los pueblos de Bara y Biban (t.m de Sabiñanigo) podría tener una lesión de tobillo.

Se activó inmediatamente a especialistas del EREIM de Huesca, Unidad Aérea de Huesca y sanitario 061. Una vez que sobrevolaron la zona y localizaron a la bañista en la orilla del río, el helicóptero aterrizo en una playa cercana. Se le realizó por parte del sanitario una primera valoración, inmovilizándole la zona afectada. Finalmente fue evacuada al Hospital San Jorge de Huesca para la realización de pruebas complementarias. La persona rescatada es una mujer de 36 años de nacionalidad francesa.

Seguidamente, a las 16.45 horas se recibió aviso en la central 062 de la Guardia Civil informando de que una persona había sufrido una caída bajando del Balcón de Pineta (t.m de Bielsa) pudiendo tener lesionada una muñeca y que tras el accidente tenía mareos, no pudiendo continuar la marcha.

Se activó inmediatamente a especialistas del GREIM de Boltaña, Unidad Aérea de Huesca y médico del 061. Una vez localizaron a la accidentada, mediante un apoyo parcial de la aeronave se dejó a los especialistas y al médico en la zona. Tras una primera valoración y atenciones, se evacuó a la herida, una vecina de Zaragoza de 68 años, a la helisuperficie de Boltaña y posteriormente en ambulancia hasta el Hospital de Barbastro para pruebas diagnósticas.

Aproximadamente a las 16´55 horas se recibe aviso en la central 062 de la Guardia Civil informando de que un hombre se había extraviado junto a su pareja de 38 años, vecinos de Guipúzcoa, cuando se disponían a descender de los Picos de Los Infiernos. Una vez ubicados, los especialistas les dieron instrucciones para que fueran por el barranco de Pondiellos (t.m de Sallent de Gallego) para que fueran descendiendo por sus medios.

A su vez los especialistas del EREIM de Panticosa se dirigieron al lugar ascendiendo por las sendas desde Sallent de Gallego al encuentro de los mismos. Una vez reunidos con los llamantes, estos presentaban síntomas de agotamiento extremo y dolor en los pies. Fueron acompañados con los especialistas hasta llegar al vehículo oficial, siendo preguntados si necesitaban asistencia sanitaria, declinando ésta, ya que solo necesitaban descanso por lo que fueron trasladados hasta su vehículo particular en el Balneario de Panticosa.

Hasta el momento, el último rescate comunicado por la Guardia Civil este fin de semana es el de una mujer de 25 años, de nacionalidad israelí. A las 3.00 horas de este domingo se recibía aviso en la central 062 de la Guardia Civil informando de que una persona se encontraba en el inicio de la Faja de las Flores al haber descendido por las Clavijas de Salarons (t.m Torla-Ordesa). La accidentada se había visto sorprendida por una fuerte tormenta, que dejó mojados todos sus enseres, y tenía solo una pequeña tienda para guarecerse. Sin embargo, no podía moverse por estar aterida por el frío.

Los especialistas del GREIM de Boltaña y Unidad Aérea con base en Benasque y médico del 061 localizaron a la accidentada, dejando mediante un apoyo parcial de la aeronave a los especialistas y al facultativo. Tras una primera valoración se comprobó que se encontraba ilesa, proporcionándole ropa y bebida caliente. Finalmente, fue evacuada hasta la pradera de Ordesa para que continuase por sus propios al no necesitar asistencia sanitaria.

Comentarios