sucesos

La Guardia Civil esclarece seis robos con fuerza en las cosas en Sariñena y Binéfar

Ha sido clave la cooperación de la Policía Judicial en Pontevedra y Huesca dentro de la denominada Operación Sangal

En el marco de la Operación Sangal, la Guardia Civil detenía en mayo a un grupo itinerante asentado en Madrid al que se le atribuye la comisión de más de una veintena de robos por el procedimiento del butrón en varias provincias, detenciones que sirvieron para esclarecer los seis robos ocurridos en la provincia de Huesca.

De la colaboración que se ha llevado a cabo entre miembros de Policía Judicial de Pontevedra y Huesca, se ha podido determinar que los detenidos habrían llevado a cabo seis robos con fuerza en las cosas en la provincia de Huesca, cinco en Sariñena en el mes de marzo y uno en Binéfar en el mes de abril, en los que se causaron graves daños a las instalaciones para acceder al interior, habiendo sido afectados en Sariñena, una ferretería, una tienda de electricidad, dos talleres mecánicos y un almacén donde únicamente provocaron daños. Por su parte en Binéfar se ocasionaron importantes daños con una radial en la puerta de acceso a una nave del polígono industrial, sin llegar a sustraer nada de su interior.

Su modus operandi respondía siempre a las mismas pautas y para ello se repartían las misiones que tenían que llevar a cabo entre los integrantes del grupo. Mientras unos se dedicaban a estudiar las medidas de seguridad de las naves para inutilizar los sistemas de alarma durante la noche, otros permanecían en los vehículos vigilando el entorno para realizar los butrones con total impunidad.

Una vez en el interior de la nave procedían al forzamiento de las cajas fuertes utilizando mazas, hachas, patas de cabra, radiales, taladros picadores, etc; sustraían el dinero y demás efectos de valor y la misma noche regresaban a sus domicilios con el botín obtenido.

La operación se inició a principios del mes enero y tras su explotación con la práctica de los registros y las detenciones, dio lugar a que los agentes de Pontevedra siguieran con las pesquisas para relacionar a los detenidos con la autoría de otros delitos ocurridos en el resto del territorio nacional, con el mismo modus operandi.

Comentarios