sucesos

La Guardia Civil y la Policía Local de Fraga investiga a 7 personas por falsedad documental y delitos contra la seguridad vial

Desde el pasado mes de octubre, la colaboración entre ambos cuerpos , ha dado lugar a la intervención de siete permisos de conducir falsos

Falsedad documental Fraga
Fruto de la colaboración entre ambos cuerpos se han podido esclarecer todos los delitos y retirar los documentos falsos.

El GIAT (Grupo de Investigación y Análisis del Subsector de Tráfico) del Subsector de tráfico de la Guardia Civil de Huesca con la colaboración de la Policía Local de Fraga, durante el último semestre, ha procedido a la investigación de 7 personas, todos ellos residentes en la Comarca del Bajo Cinca, por los delitos de falsedad documental y contra la seguridad vial, por utilizar permisos de conducción falsos y por conducir vehículos a motor careciendo de permiso de conducir.

La Policía Local de Fraga había llevado a cabo varias intervenciones en las que habían identificado a conductores que al serles requerido el carné de conducir, presentaban permisos que ofrecían dudas sobre su autenticidad, por lo que procedieron a su intervención y fueron remitidos al GIAT del Subsector de Tráfico de Huesca.

Tras realizar las verificaciones pertinentes con los permisos de conducción, los agentes pudieron confirmar que las medidas de seguridad de los documentos no se correspondían con las que deben reflejar los documentos originales de expedición, de los respectivos países de los cuales eran originarios los presuntos propietarios, siendo todos ellos falsos.

Por parte del GIAT se procedió a la investigación de 7 varones de entre 35 y 50 años, de diferentes nacionalidades y vecinos de la Comarca del Bajo Cinca, como supuestos autores de delitos de falsedad documental y contra la seguridad vial, por conducir sin tener un permiso de conducción.

Fruto de la colaboración entre ambos cuerpos se han podido esclarecer todos los delitos y retirar los documentos falsos, evitando que los supuestos autores hicieran uso de vehículos a motor sin los conocimientos y destrezas necesarias para una conducción legal y segura.

Las diligencias instruidas fueron entregadas en los Juzgados de 1ª Instancia e Instrucción de Fraga, quedando los investigados con la obligación de personarse ante la autoridad judicial cuando fueran requeridos para ello.